Publicado 27/10/2020 16:44CET

Expertos en hematología debaten en 'Linfoinnova' las últimas novedades sobre linfoma de Hodgkin avanzado

Problema en lo ganglios
Problema en lo ganglios - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / RYANKING999 - Archivo

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

Expertos en hematología han expuesto y debatido sobre las últimas novedades en linfoma de Hodgkin en estadio avanzado en las dos actividades de educación médica celebradas de 'Linfoinnova', un espacio de debate dirigido a profesionales, organizado por Takeda y con el aval científico de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia.

Durante su celebración, estos expertos han presentado una actualización del abordaje terapéutico en primera línea en pacientes con linfoma de Hodgkin en estadio avanzado, novedades que podrán incorporarse próximamente a la práctica clínica siendo esta la relevancia de este espacio. Los ponentes fueron Izaskun Zeberio, ; Marc Simó, Jefe de Servicio Medicina Nuclear del Hospital Universitario Vall Hebrón; Francisca Hernández, hematóloga del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, Javier Núñez, investigador del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Manuel Espeso hematólogo en el Hospital Carlos Haya y Guillermo Rodríguez hematólogo del Hospital Virgen del Rocío.

Una de las novedades presentadas tiene que ver con las pruebas funcionales (PET - exploración no invasiva de diagnóstico por imagen), que son fundamentales a la hora de estadiar a los pacientes con linfoma de Hodgkin, así como a la hora de valorar la respuesta de estos a los tratamientos. "En estos momentos, se está haciendo un tratamiento basado en la respuesta precoz medida por PET. Los resultados de PET permiten desescalar el tratamiento en pacientes con respuesta precoz de buen pronóstico, minimizando la toxicidad sin comprometer la eficacia", ha explicado Izaskun Zeberio, hematóloga del Hospital Universitario Donostia.

Otro de los temas que se trataron en 'Linfoinnova' fue "la incorporación de nuevos agentes en primera línea, como brentuximab vedotina, en un esquema libre de Bleomicina (BV, en combinación con adriamicina, vinblastina y dacarbazina - AVD), para pacientes con estadio IV, ha mostrado suficiente mejoría en la supervivencia libre de progresión modificada frente a adriamicina, vinblastina y dacarbazina (ABVD) como para conseguir la autorización de uso en su ficha técnica para este subgrupo de pacientes de alto riesgo", ha comentado Zeberio.

Con la actualización en la ficha técnica, se abriría una nueva vía de tratamiento para pacientes no candidatos a recibir bleomicina (uno de los fármacos utilizados en combinación con quimioterapia para LH) por comorbilidades o intolerancia. De ahí la importancia de estos foros debates acerca de perfiles de pacientes potencialmente candidatos a este tipo de tratamiento.

La importancia de incorporar nuevos biomarcadores pronósticos que permitan mejorar la estratificación de riesgo en pacientes con linfoma de Hodgkin en estadio IV se traducirá en la aplicación de una medicina más personalizada y adaptada al riesgo, a la vez que se reducen los efectos adversos, toxicidad y secuelas a largo plazo derivados del tratamiento.

"En este sentido, la posibilidad de incorporar nuevos agentes en primera línea a nuestro arsenal terapéutico, como brentuximab vedotina, para pacientes con estadios avanzados de alto riesgo, podría reducir la necesidad de aplicar medicamentos de quimioterapia más intensivos", ha detallado Francisca Hernández Mohedo, coordinadora de Linfoma de Hodgkin en el Grupo cooperativo Andaluz de Neoplasias Linfoides (GRANEL) dentro de la Asociación Andaluza de Hematología y Hemoterapia (AAHH).

Seguir avanzando en la incorporación de nuevos agentes en primera línea también permitirá mejorar la tasa de curabilidad de los pacientes con linfoma de Hodgkin en estadio avanzado, ya que, a pesar de ser un linfoma con alta tasa de respuestas a primera línea, aproximadamente un 30 por ciento de los pacientes son refractarios o recaen precozmente, incluso aquellos considerados de bajo riesgo de recaída. "Nuestro reto actualmente es aumentar la curación de los pacientes con este tipo de linfoma sin que tengan que recibir un tratamiento de mayor toxicidad", ha aclarado Zeberio.