Actualizado 25/04/2013 16:59 CET

Expertos en control de plagas advierten de que la malaria sigue extendiéndose por Europa

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ACECPLA) ha advertido de que la malaria sigue extendiéndose por Europa y los países desarrollados y ha asegurado que, particularmente, España, por su cercanía con África, es uno de los países en riesgo de padecer este tipo de enfermedades.

La malaria, transmitida exclusivamente por la picadura de mosquitos del género Anopheles, se salda con más de 660.000 fallecimientos cada año, según el último informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El 50 por ciento de la población mundial está expuesta a esta enfermedad que afecta a más de un centenar de países, aunque afecta en mayor medida a los países del Tercer Mundo y, en especial, a los niños.

Y es que, en los últimos años, tal y como han apuntado los expertos, se han producido algunas señales que deben hacer recapacitar sobre la propagación de enfermedades emergentes y reemergentes, como la irrupción del Virus del Nilo Occidental en Estados Unidos o la llegada del virus Chikungunya en Europa, cuando en 2007 se produjo por primera vez una epidemia de este virus que afectó al noreste de Italia, o el incremento mundial del dengue.

La malaria, por su parte, pese a estar erradicada oficialmente en España y en Europa desde hace más de medio siglo, registró en 2010 el primer caso de paludismo en nuestro país, probablemente autóctono, desde su erradicación en 1964. En 2011, en Grecia se registró también el primer gran brote en el continente europeo en casi medio siglo, con 61 afectados, que los expertos atribuyeron a fallos en los sistemas de control.

"Enfermedades emergentes y reemergentes, como el paludismo, constituyen, por tanto, una seria amenaza para la salud y requieren que este problema se analice a nivel global, regional y local. Al ser enfermedades transmitidas por artrópodos, hacen que la lucha antivectorial y la vigilancia epidemiológica adquieran una gran importancia en el control de estas enfermedades", ha advertido la directora general de la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA), Milagros Fernández de Lezeta.

Por su parte, el cambio climático y el calentamiento global del planeta pueden llegar a alterar los agentes ambientales que influyen en la transmisión de estas enfermedades, multiplicando las poblaciones de mosquitos o prolongando su época de actividad. De ahí que, según ha apostillado Fernández de Lezeta, sea fundamental controlar adecuadamente aquellas zonas donde existan poblaciones de mosquitos transmisores, como el mosquito del género Anopheles, transmisor de la malaria.