Expertos avisan de que la resistencia bacteriana a los antimicrobianos exige soluciones "rápidas y globales"

AMYS_amenaza multirresistencia_ponente
AMYS
Actualizado 07/11/2017 14:35:20 CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Expertos en Microbiología, reunidos en la Reunión Anual de la Asociación de Microbiología y Salud (AMYS), han avisado de que la resistencia bacteriana a los antimicrobianos exige soluciones "rápidas y globales" tanto a nivel institucional como de los sistemas sanitarios.

A su juicio, la principal amenaza de la multirresistencia es la limitación de recursos terapéuticos para combatir determinadas infecciones, lo que podría suponer la falta de tratamientos efectivos frente a estas infecciones.

En este sentido, el jefe del servicio Microbiología del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña, Germán Bou, ha comentado que el fenómeno de la multirresistencia restringe las opciones terapéuticas de los pacientes e impacta económicamente en los sistemas de salud.

"Hay que tener claro que la multirresistencia mata personas. Esto no es un problema marginal, al contrario, va en aumento", ha enfatizado el experto, para recalcar que la limitación de los recursos terapéuticos requiere la apuesta por nuevos tratamientos efectivos frente a estas infecciones.

Por su parte, el científico titular y responsable de la Unidad de Neumococos del CNM-ISCIII, José Enrique Yuste, ha valorado positivamente el impacto de la vacunación en la enfermedad neumocócica invasiva (ENI) en los casos producidos por cepas multirresistentes.

"Estos resultados podrían servir de base científica para que se desarrollen futuras vacunas frente a otras bacterias multirresistentes con el fin de lograr una disminución del impacto de la resistencia en otros microorganismos", ha apuntado.

En esta línea también se ha situado el doctor Bou, quien ha destacado el potencial de la nanotecnología y de las vacunas bacterianas, al tiempo que ha precisado que la problemática de la multirresistencia requiere una solución diferente al diseño de nuevos fármacos.

"Basar todo el desarrollo tecnológico únicamente en el diseño y síntesis de nuevos antibióticos no es la solución más idónea, aunque ello no quiera decir que no se necesiten nuevos antibióticos en algunas situaciones", ha añadido.

RESISTENCIA EN TUBERCULOSIS

En el encuentro también se han analizado las implicaciones del diagnóstico y tratamiento de la resistencia en tuberculosis, la cual supone un riesgo para la salud pública y cuenta con 600.000 nuevos casos de resistencia al medicamento principal de primera línea, la rifampicina.

En este sentido, el Consultor Internacional de tuberculosis multirresistente (TB-MDR) y TB-VIH para la Unión Internacional contra la tuberculosis y enfermedades respiratorias, el doctor Ignacio Monedero, ha señalado que la pérdida de susceptibilidad a la rifampicina prolonga la duración de los tratamientos de seis meses hasta 9,12 o 24 meses.

"Además se deben usar medicamentos más tóxicos y, por tanto, con peores parámetros de tolerancia por el paciente", ha apuntado, al tiempo que ha señalado que esta prolongación del tratamiento, unido al aumento de los efectos adversos ocasionados en el paciente a raíz del empleo de medicamentos más tóxicos, eleva el número de abandonos al tratamiento y, con ello, la cifra de muertes por esta enfermedad.

La prevalencia estimada de la tuberculosis multirresistente en España es de 0,44 por ciento de los casos iniciales y 7 por ciento en los casos tratados previamente. A nivel mundial, las cifras se elevan hasta el 3,9 por ciento para los casos iniciales y 21 por ciento para aquellos tratados con anterioridad.

"Hacer frente a estos datos, requiere reforzar las capacidades de los programas nacionales y sistemas de salud y apostar por un enfoque centrado en el paciente, similar a los programas de quimioterapia, salud mental o cuidados paliativos", ha zanjado Monedero.