Actualizado 17/07/2012 17:45:01 +00:00 CET

Expertos auguran un futuro prometedor a la laserterapia con técnicas menos molestas y más seguras

Laser
CIC MARGUNE

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

Expertos participantes en la I Jornadas de Formación en Laserterapia, impulsadas por el HM Universitario Montepríncipe de Madrid, han coincidido en señalar que la laserterapia futura contará con técnicas menos molestas y más seguras así como con nuevas indicaciones, como el tratamiento con láser de hongos de las uñas o el abordaje con el mismo sistema de la incontinencia urinaria femenina incipiente.

A estos progresos, se le sumará la utilización de sistemas de microondas para tratar la celulitis con láser, "lo cual ya es una realidad y se practica en HMM por parte del Servicio de Cirugía Plástica", ha señalado el doctor César Arroyo, de la Unidad Láser y Medicina Estética del Servicio de Cirugía Plástica de HM Universitario Montepríncipe.

"Conocer cómo actúan los diferentes sistemas de láser y las posibilidades de interacción que ofrecen con otras técnicas, físicas o químicas, para conseguir mejores resultados, así como tratamientos más seguros" es una necesidad tan importante como la de "mantener un espíritu de formación continuada, dado que, como en otras especialidades medicas, cuando piensas que dominas una técnica, ya existe otra que necesita de tu atención, y esto repercute sobre nuestros pacientes", ha explicado.

Y es que, pese a que la técnica del láser cutáneo es una ciencia "joven", ya que sus inicios datan de los años 60, la evolución de la misma, en palabras de este profesional, ha sido "vertiginosa". En este sentido, ha destacado la aparición de nuevas técnicas como el rejuvenecimiento láser, el tratamiento de lesiones cutáneas y vasculares superficiales o la eliminación del vello.

"Antes hablar de láser era como hablar de algo 'futurista', mientras que hoy en día es una realidad y un arma terapéutica de primer orden que a los profesionales nos ha permitido, además, incrementar el rango de tratamientos con seguridad y calidad", ha añadido.

RETOS FUTUROS

No obstante, Arroyo ha reconocido los numerosos retos que tiene ante sí esta especialidad. "Actualmente, el láser es como los rayos x hace unos años: todos los clínicos tenían un aparato en sus consultas pero no existían profesionales específicos entrenados en su uso; mientras que en la actualidad nadie duda de que el uso de las radiografías es competencia de los radiólogos", ha dicho con el objetivo de hacer una similitud con el láser. "Son tantas las aplicaciones que cada vez más se necesitan profesionales médicos expertos en brindar soluciones técnicas avanzadas", ha precisado.

Por este motivo, de la misma forma que defiende que el futuro de la especialidad pasa por crear servicios multidisciplinares de Fotomedicina, ha apuntado al reto de "combatir el intrusismo de personas no autorizadas a utilizar técnicas que requieren un profesional médico capaz de conocer los límites de seguridad y la interacción biológica de estos sistemas".

Por último, el papel la laserterapia en el tratamiento vascular fue otro de los aspectos abordados durante el encuentro. "El presente es contundente: nadie discute que el láser juega un rol fundamental en la solución de estos trastornos cuando está indicado; es decir, necesitamos analizar de forma integral las causas que lo producen para ofrecer un tratamiento efectivo, y en este proceso el diagnostico clínico y ecográfico es fundamental", ha aseverado.