Publicado 17/05/2022 16:32

Expertos aseguran que existe una correlación entre el uso compulsivo de internet y el aumento del índice de depresión

Archivo - Niños en Internet
Archivo - Niños en Internet - ISTOCK - Archivo

   MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

   Expertos aseguran que existe una correlación entre el uso compulsivo de la red, la adicción a videojuegos y el abuso de las redes sociales, con el aumento de los índices de depresión, sentimientos de soledad, mala calidad del sueño y ansiedad, según informa el Instituto Brain 360.

   Al respecto, la doctora Cristina Giner, psicóloga clínica del Instituto Brain 360, ha afirmado que lo que permite diferenciar una conducta normal de una patológica sería que la persona, debido al hecho de estar muchas horas conectada, empiece a mostrar un cierto grado de interferencia en su vida, ya sea a nivel de rendimiento académico o laboral, a nivel social o familiar por presentar un mayor aislamiento, o a nivel personal por empezar a experimentar abandono del autocuidado, irritabilidad, ansiedad o depresión.

   Por otro lado, el abuso de la red puede deberse a múltiples causas. Los factores implicados en el desarrollo de la adicción están relacionados con el propio objeto (Internet), ya que permite una gran accesibilidad a un amplio abanico de contenidos como juegos, redes sociales, compras, etc., los cuales tienen un componente potencialmente adictivo. Asimismo, también intervienen factores psicológicos (baja autoestima, impulsividad, inestabilidad, timidez, falta de habilidades sociales, inseguridad o soledad), personales y sociales (entorno familiar, bullying, etc.)

   En estos casos, el Instituto Brain 360 cuenta con varios programas, los cuales, a través de una evaluación integral de la persona, son útiles para detectar problemas de adicción o la presencia de otras patologías como depresión, ansiedad o trastornos de la conducta. En concreto, su programa de Dieta Digital "permite conocer el grado de bienestar psicológico y emocional de las personas y analizar su conducta con el uso de Internet y de la tecnología, para ayudarle a establecer hábitos más saludables en relación con el uso de la tecnología", ha explicado la psicóloga clínica y responsable del área de Psicología del Instituto Brain 360, Núria Aragay.