Actualizado 09/04/2010 18:40:17 +00:00 CET

Expertos afirman que los hombres "desarrollan depresiones y las mujeres ansiedad ante el estrés laboral"

ALICANTE, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un estudio analizado en el Foro de Psiquiatras Españolas 'Mujer y sociedad: estrés y rol', que se celebra hoy y mañana en Alicante, revela que los hombres "suelen tener depresiones y las mujeres presentar cuadros de ansiedad cuando se ven sometidos a una alta presión en su trabajo", según informó hoy en un comunicado la organización del evento.

Más de 60 profesionales de toda la geografía española asistieron a este encuentro que en su primer día se centró en el estudio del estrés desde una perspectiva de género y en cómo afectan a la mujer y a la familia las patologías derivadas de esta enfermedad.

El encuentro se clausurará mañana, a las 12.00 horas, con una conferencia impartida por el director del IBRO (International Brain Research Organization), Carlos Belmonte, sobre los beneficios sociales de la investigación del cerebro y sobre el papel de la mujer en la investigación.

Durante la sesión celebrada hoy se expuso como, ante situaciones similares de estrés laboral, los hombres y las mujeres desarrollan "distintas patologías". En este sentido, la psiquiatra Elena Ibáñez indicó que los hombres "suelen tener depresiones y las mujeres presentar cuadros de ansiedad cuando se ven sometidas a una alta presión en su trabajo y, además, no tienen el control total sobre lo que hacen".

Ibáñez ofreció un compendio de datos y conclusiones para explicar "la íntima relación del estrés laboral y cómo se concibe en cada país el papel de la mujer en este ámbito y en el familiar". Así, aportó cifras sobre las horas al día que las mujeres trabajan en distintos países, en distintas etapas vitales y con o sin hijos para demostrar que en los países mediterráneos, las mujeres "trabajan más fuera de casa cuando no tienen hijos a su cargo". Por contra, en las naciones centroeuropeas "trabajan más para poder afrontar el mayor gasto que conlleva tener una familia más amplia".

Las mujeres que se incorporan al ámbito laboral antes de tener hijos "no muestran ningún problema para adaptarse a ambos roles, algo que sí sucede en el caso de la incorporación al mercado de trabajo tras la maternidad", señaló la psiquiatra.