Experto reconoce que se está "muy lejos" de conocer en detalle aspectos clave de la fisiología neonatal

Un bebé coge un dedo de una mano
PIXABAY - Archivo
Publicado 12/02/2019 14:36:15CET

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El jefe de servicio de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, Manuel Sánchez Luna, ha reconocido que se está "muy lejos" de conocer con detalle aspectos clave de la fisiología neonatal y, "muy concretamente" de la gran inmadurez y de las secuelas relacionadas con el nacimiento muy prematuro.

El experto se ha pronunciado así con motivo de la celebración, este miércoles, de la sesión científica 'Hot Topics en Neonatología', organizada por la Fundación Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (IMAS) y avalada por la Sociedad Española de Neonatología (SENeo). Allí, se hará una reflexión crítica de la importancia del cuidado y manejo de los recién nacidos muy inmaduros y, por tanto, de mayor riesgo, desde el primer momento en que nacen y las consecuencias a largo plazo de un cuidado inadecuado.

"Nos preocupa el desconocimiento de la implicación de diferentes medidas de cuidados que en ocasiones tomamos o dejamos de tomar. Las consecuencias de tratamiento a veces sólo se conocen después de muchos años de seguimiento y en ocasiones no existen buenos estudios de investigación que puedan contestar a estas preguntas", ha explicado.

Una de principales ponencias de la jornada se centrará en potenciar que el primer minuto es de oro en la protección del recién nacido inmaduro. "La adaptación al nacimiento es un proceso lento y progresivo en el que el médico participa ayudando en esta transición. La agresividad en estos momentos buscando una transición rápida puede ser causa de secuelas graves, por ello en esta charla nos centraremos en los aspectos más relevantes de la fisiología de la transición neonatal al nacimiento en los recién nacidos muy inmaduros", ha aclarado Sánchez Luna.

En España, según los datos más recientes del INE en 2018, la prematuridad representa el 7,5 por ciento de los nacimientos, donde el mayor porcentaje corresponde a los llamados 'prematuros tardíos'. Los nacidos antes de la semana 28 representan alrededor de 1.400 nacidos cada año.

Esta última es la población más vulnerable y corresponde normalmente a niños que nacen con pesos inferiores a 1000 gramos. Concretamente, un 'recién nacido inmaduro' es un paciente pediátrico que presenta un estado de desarrollo y crecimiento muy complejo, que nace en fases muy precoces del desarrollo humano donde los factores ambientales tienen una trascendencia grande en su desarrollo posterior.

Actualmente, además de los factores ambientales, entre los parámetros que miden el riesgo de prematuridad se encuentra una población materna más envejecida y, por ello, con más patología general asociada a la edad. "Frente a ello disponemos, en la actualidad, de avances en el análisis de factores moleculares que pueden ayudar a seleccionar con bastante precisión, dentro de los grupos de riego, aquellas gestantes con más probabilidad de presentar un parto pretérmino", ha dicho el doctor.

Además, en la ponencia sobre 'Displasia Broncopulmonar', se van a abordar las novedades en torno a esta enfermedad acerca de la nueva clasificación de la patología. "En lugar de utilizar adjetivos de gravedad, se clasificará por grados. Una clasificación que ya propusimos desde la Comisión de Estándares de la Sociedad Española de Neonatología en 2013 y que hoy se ha adoptado internacionalmente. Además, se propone un cambio de aspectos relacionados con la clasificación según los dispositivos empleados para el apoyo respiratorio no invasivo, algo novedoso y aún en vías de ser aceptado por la comunidad científica", ha zanjado.