Publicado 07/07/2021 13:33CET

Experto de Quirónsalud alerta de que la pandemia "puede llevar a una ola de problemas de salud mental en adolescentes"

El doctor Rafael González de Caldas, pediatra del Hospital Quirónsalud Córdoba.
El doctor Rafael González de Caldas, pediatra del Hospital Quirónsalud Córdoba. - HOSPITAL QUIRÓNSALUD

CÓRDOBA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La pandemia de Covid-19 "puede llevar a una ola de problemas de salud mental en adolescentes", según ha alertado el doctor Rafael González de Caldas, pediatra del Hospital Quirónsalud Córdoba, que ha destacado que se están incrementando las consultas de Pediatría de menores de 14 años por ansiedad, síntomas de tipo obsesivo-compulsivo, depresión, somatizaciones e incluso empeoramiento de los trastornos de conducta alimentaria, según ha afirmado la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Según informa el Hospital Quirónsalud Córdoba en una nota, el doctor ha explicado que "ya antes de la pandemia de Covid-19 casi la mitad de los trastornos mentales se iniciaba antes de los 14 años, y el diez por ciento de los menores de 12 años y el 20 por ciento de los adolescentes desarrollan en algún momento un trastorno mental".

El especialista ha señalado que están apareciendo problemas de abuso en el uso de dispositivos electrónicos y en la utilización de las redes sociales. En este sentido, ha indicado que el principio del confinamiento pudo vivirse por parte de niños y adolescentes como una "aventura".

Sin embargo, luego fueron apareciendo factores de riesgo que han podido favorecer la aparición de consecuencias psicológicas como la incertidumbre, el exceso de información, el distanciamiento social y familiar, la ausencia de rutinas, el abuso de las pantallas, los ritmos irregulares del sueño, un patrón de alimentación menos saludable y, en muchos menores, la escolarización semipresencial.

A esto podrían añadirse las dificultades de los padres para conciliar el trabajo y cuidado familiar, y las posibles situaciones de enfermedad propia, de familiares cercanos o incluso el duelo por el fallecimiento de seres queridos.

Todas estas circunstancias "pueden estar actuando como desencadenantes del aumento de problemas mentales", lo que ha llevado a la AEP y a la Sociedad de Psiquiatría Infantil a reconocer este momento como clave para realizar todos los esfuerzos posibles con el fin de reducir el estrés y evitar que las dificultades psicológicas se cronifiquen en el tiempo, "pues pueden dar lugar a psicopatologías más graves", ha resaltado González de Caldas.

Las medidas preventivas más importantes serían, según el especialista, además de la reincorporación completa y presencial a los centros educativos, fomentar actividades de ocio al aire libre, sobre todo de actividades lúdicas y deportivas individuales y en grupo.

La vacunación de estos grupos de edad, que se ha establecido que se inicie a partir de los 12 años, con vistas al comienzo del próximo curso, será un factor clave en la disminución de contagios y períodos de cuarentena favoreciendo la normalización y que la mayoría de niños recupere su "rutina habitual".