Actualizado 02/03/2012 12:14:24 +00:00 CET

El experto Javier Subiza demanda menos coches y no talar árboles de cupresáceas para reducir los síntomas de la alergia

El doctor cree que el invierno seco y la contaminación forman un "cóctel explosivo" que hace que haya tantos sintomatología alérgica

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El miembro del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología, el doctor Javier Subiza, rechaza "cortar los árboles de cupresáceas" y demanda "quitar los coches de Madrid porque tienen más culpa de la contaminación". Para el experto, el invierno seco y la contaminación forman un "cóctel explosivo" que hace que haya tantos alérgicos.

El especialista en alergología ha asegura en declaraciones a Telecinco, y recogidas por Europa Press, que el polen "es 27 veces más alergénico" en contacto con las partículas que despiden los coches diesel. Además, considera que los vehículos que consumen este combustible "emiten 150 veces más partículas que un coche de gasolina".

Subiza encuentra las razones de que las alergias hayan comenzado tan pronto en que "este sábado han aumentado las temperaturas y, con ello, los pólenes. Hemos tenido un pico de 308 granos, lo que es bastante alto", afirma. En su opinión, esta coyuntura "ha producido un incremento enorme de la sintomatología".

Al hilo de esto, certifica que "se ha pasado de un 20 por ciento de reactivaciones entre los pacientes con polinosis a un 50 por ciento". Además, especifica que estos niveles "son similares al máximo del año pasado. Esto viene siendo lo normal últimamente".

Otra de las causas es que "cada vez hay inviernos mas atemperados, con más días de sol", sostiene Subiza. A su juicio, la alergia por cupresáceas "se viene observando desde el año 95. Antes era desconocida, como ocurre con el polen del plátano", manifiesta.

LOS SÍNTOMAS "SE CONFUNDEN CON LOS DEL COSTIPADO"

Por todo ello, el experto aconseja a las personas que crean tener alergia "acudir a su alergólogo porque lo mejor es un buen diagnóstico". Sin embargo, esta situación no es sencilla, ya que "los síntomas de la alergia se confunden con los del costipado a causa de los estornudos y la congestión nasal", explica.

Para diferenciar ambas afecciones, Subiza expone el picor de ojos como síntoma distintivo. Además, "el resfriado dura una semana y la alergia 2 o 3 meses", subraya. No obstante, disculpa a los pacientes que las confundan, debido a que "en esta época el flujo de virus es muy alto".

A pesar de que existen tratamientos "muy eficaces", como las vacunas preventivas o los corticoides para las personas que ya han comenzado a tener la sintomatología, el cuadro de complicaciones para el paciente es muy extenso. Algunas de ellas son "inflamación a nivel nasal, congestión, goteo retronasal, molestias en la faringe y oídos o dificultades en las vías respiratorias bajas", enumera.

Sin embargo, Subiza considera que "el hecho de que haya llovido poco favorece que las concentraciones de graminias no vayan a ser tan altas en mayo y junio". No obstante, recomienda prevención porque "la primavera ya la tenemos aquí", concluye.