Un experto desmiente que tomar leche pueda empeorar la salud cardiovascular y aumentar la diabetes

Actualizado 23/06/2010 17:21:52 CET

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Tomar leche en las cantidades diarias recomendadas no tiene porqué dañar la salud cardiovascular de las personas ni aumentar el desarrollo de la diabetes, según ha asegurado el catedrático del departamento de ciencia animal y de los alimentos de la Universidad Autónoma de Barcelona, el doctor Jorge Calsamiglia, durante el acto de celebración del Día Internacional Lácteo.

El especialista ha desmentido "los mitos y errores más comunes relacionados con el consumo de leche y sus derivados" como son, según ha indicado, "el deterioro de la salud cardiovascular, el aumento de la diabetes y del peso corporal, el riesgo de cáncer, y el asma y la mucosidad".

Calsamiglia ha explicado que "estos mitos comenzaron a surgir cuando en Estados Unidos la población consumía entre ocho y nueve raciones de leche diarias, cuando lo recomendado es entre dos y cuatro". Desde entonces, el consumo "ha estado descendiendo y en España actualmente sólo se toma una ración y media, aunque este último año se ha frenado el descenso", ha asegurado.

Por ello, el doctor ha aconsejado que se tomen estas cantidades diarias y en el caso de personas mayores y niños, se aumenten hasta las seis raciones.

Además, Calsamiglia ha recordado que los europeos "sólo toman el 30 por ciento del calcio necesario, y en parte debido a este descenso del consumo de leche que aporta el 60 por ciento de las cantidades diarias recomendadas".

No obstante, ha afirmado que un consumo adecuado de calcio podría ayudar a mejorar la salud cardiovascular, ya que, según ha indicado, "reduce la presión sanguínea y aporta péptidos bioactivos que regulan la angiotensina".

Igualmente, aunque dejar de tomar leche ayuda a reducir los niveles de colesterol a corto plazo, el experto ha señalado que "a largo plazo deja de descender" y ha recordado que "el índice glucémico de la leche es uno de los más bajos en los alimentos comunes".

Por último, acerca de la grasa de la leche, Calsamiglia ha señalado que a pesar de que en muchas dietas se abandone el consumo de lácteos, un consumo normal de leche aporta el 10 por ciento de las calorías diarias. Además, ha resaltado que el principal beneficio sería "su efecto saciante, por lo que tomarla antes de comer puede ayudar a comer menos".