Publicado 10/12/2020 17:59CET

Experto avisa del aumento de casos de patología articular mandibular durante la pandemia

HERPES LABIAL, LABIOS, BOCA, CARA, DEDOS, DIENTES
HERPES LABIAL, LABIOS, BOCA, CARA, DEDOS, DIENTES - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SIMARIK - Archivo

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El doctor del Servicio de Cirugía Maxilofacial y Odontología del Hospital Nuestra Señora del Rosario, Philip J. Brabyn, ha avisado del aumento de casos de patología articular mandibular durante la pandemia del coronavirus, debido al aumento del estrés y a la carga psicológica de la población.

Los trastornos de la articulación temporomandibular (ATM) son un conjunto de patologías musculares y/o articulares que, con origen traumático, autoinmune, infeccioso o degenerativo, pueden ocasionar alguno de los tres signos principales: dolor, limitación de la movilidad mandibular y/o ruidos articulares.

La patología articular va casi siempre asociada a una dolencia y una sobrecarga musculares, en especial de los músculos masticatorios (masetero, temporal y pterigoideos), encargados de la movilidad y la posición de la mandíbula.

"Estos músculos masticatorios son los más afectados por la sobrecarga emocional de los pacientes y el bruxismo", ha dicho el especialista. En su opinión, cuando una persona presenta esta patología, aparte del tratamiento conservador recomendado (reposo articular con dieta blanda, calor local y/o fisioterapia), podría ser beneficiosa una intervención quirúrgica, sobre todo si la dolencia es principalmente articular.

En este sentido, el doctor ha señalado que el objetivo de la cirugía es mejorar la función mandibular, reducir los síntomas y prevenir una mayor degeneración de la articulación. Además, ha aconsejado la artrocentesis de la ATM, un procedimiento quirúrgico no invasivo, rápido y seguro, que consiste en realizar un lavado de la articulación.

"Cuando existe una patología articular, se origina una reacción inflamatoria dentro de la misma, con acúmulo de células y mediadores inflamatorios que son los causantes del dolor y los problemas de movilidad mandibular. A través del lavado articular se consigue la eliminación de estas células y de los mediadores perjudiciales", ha apostillado.

Según apunta, varios estudios han demostrado que este procedimiento es eficaz tanto subjetiva (mejoría de los síntomas de dolor de los pacientes) como objetivamente (restablecimiento de la función mandibular, midiendo la apertura oral y la movilidad mandibular), a corto y a largo plazo.

Después del procedimiento de lavado articular se infiltra plasma rico en plaquetas (PRP), también llamado plasma rico en factores de crecimiento (PRGF), obtenido del propio paciente y que estimula la regeneración y la cicatrización de los tejidos. Finalmente, el doctor ha asegurado que la artrocentesis de la ATM y la inyección de PRP son procedimientos sencillos y seguros, que se efectúan de forma ambulante y consiguen una "rápida y eficaz" recuperación del dolor y de la funcionalidad mandibular.