Experta en coaching llama a la reflexión para "romper con la inercia diaria del estrés"

Publicado 15/07/2019 10:30:58CET
Estrés, preocupación, tristeza, depresión
Estrés, preocupación, tristeza, depresión - PIXABAY / MASIMBATINASHEMADONDO - Archivo

CARMONA (SEVILLA), 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La experta en coaching María Falcón ha señalado que "a veces nos cuesta pararnos para bucear en nuestro interior y romper con la inercia diaria del estrés que sólo nos lleva a quejarnos y a no mirar dentro de nosotros", por lo que ha hecho un llamamiento a la reflexión como "movimiento emocional".

Falcón ha realizado estas declaraciones en su participación en el curso de verano 'Coaching, comunicación y liderazgo. 5ª edición (nivel avanzado)', que se desarrolla hasta este viernes bajo la dirección de Samantha Muñoz Vera, coach y socia fundadora de Enéxito, coordinadora de proyectos en el Instituto de Coaching y Liderazgo y experta en coaching y PNL.

La segunda dimensión del proceso de desarrollo personal es lograr la autoconfianza, algo más fácil de conseguir "ya que la fase anterior de autoconocimiento alumbra y apuntala el constructo de la autoestima y la seguridad personal". "El ser consciente de nuestras habilidades, competencias y áreas de mejora nos aporta autoconfianza", ha destacado María Falcón.

Una vez iniciado este proceso, la fase más difícil de conseguir es la acción, ya que ésta necesita de "mucha determinación, cambio de hábitos y compromiso con nosotros mismos". En este sentido, la coach ha comentado que la acción nos conduce a un camino continuo de crecimiento en el que necesitamos asumir responsabilidad y ser coherentes.

A su juicio, "el crecimiento personal es indispensable para nuestra evolución profesional, ya que incide en nuestra toma de decisiones, confianza, desarrollo de habilidades, capacidades y competencias, en las estrategias de actuación en el ámbito laboral, en nuestra gestión del cambio o del tiempo, y a su vez el desarrollo profesional nutre nuestra satisfacción personal, metas, autoestima y nuestro autoconcepto personal".

Asimismo, el liderazgo interior es la premisa "clave e indispensable para poder realizar una buena gestión de equipos y liderarlos de manera eficaz y efectiva/afectiva". Para ello, ha apuntado que es "indispensable desarrollar un proceso interior de autoconocimiento, autorregulación emocional, desarrollo de la autoestima y de habilidades comunicativas, para poder dirigir y gestionar un equipo en el que las variables intrapersonales e interpersonales están continuamente influyendo en la eficacia, cooperación, cohesión y consecución de objetivos de los equipos".

Con respecto a las cualidades para ejercer un liderazgo eficiente, la experta ha enumerado algunas, como la capacidad de comunicación, la cohesión de grupo, capacidad de escuchar y ser escuchado, y conocimiento del equipo o ser agente motivador para sacar el talento de cada persona. "En definitiva, un gran líder debe poseer competencias intrapersonales, interpersonales, además de las técnicas y conocimientos del puesto de trabajo", ha concluido.