Publicado 02/03/2021 12:30CET

Experta avisa de que la obesidad es el tercer factor prevenible que más reduce la calidad de vida

Endocrina del Ruber Internacional Centro Médico Habana y secretaria General de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), Susana Monereo
Endocrina del Ruber Internacional Centro Médico Habana y secretaria General de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), Susana Monereo - QUIRONSALUD

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La endocrina del Ruber Internacional Centro Médico Habana y secretaria General de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), Susana Monereo, ha avisado de que la obesidad es el tercer factor prevenible que más reduce la calidad de vida.

Este jueves 4 de marzo se celebra el Día Mundial contra la Obesidad para concienciar a la población sobre el daño que conlleva una dieta alta en grasa y azúcares. Y es que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

Una forma simple de medir la obesidad es el índice de masa corporal (IMC), esto es el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. Por tanto, una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso.

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Además, según el organismo de Naciones Unidas, la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial.

De hecho, se estima que desde 1975 esta enfermedad se ha triplicado, logrando que, en 2016, 1.900 millones de adultos la padeciesen, así como 340 millones de niños y adolescentes. "En la actualidad, la obesidad es considerada la pandemia del siglo XXI y representa uno de los principales problemas de salud pública, tanto en entornos desarrollados como en vías de desarrollo. Es una patología multifactorial compleja, cuyas causas pueden ser genéticas, metabólicas, psicológicas o neuroendocrinas, entre otras y su tratamiento tiene que abordarse de manera multidisciplinar", ha detallado Monereo.

Para esta entidad, la obesidad es una de las enfermedades más prevalentes e infravaloradas, y menos diagnosticadas y trastadas de la historia. En el mundo hay 1.900 millones de personas con exceso de peso de los cuales 680 tienen obesidad.

"Las mujeres son un sector de la población especialmente vulnerables ya que tiene más porcentaje de grasa corporal que los hombres, los sistemas de almacenamiento de grasa son más potentes y la menopausia produce una pérdida de masa muscular y aumento de masa grasa", ha detallado la experta.

En España afecta a 8,4 millones de personas de las cuales 1,5 millones son niños y adolescentes, sin embargo, un 73 por ciento no se auto percibe como tal. "La obesidad incrementa el desarrollo de enfermedades metabólicas, mecánicas y mentales como la depresión, la ansiedad, dolor de espalda crónico, enfermedades cardiovasculares entre muchas otras", ha recalcado la experta.

Finalmente, ha informado de que actualmente existen dos formas de abordar la obesidad, por un lado, existen fármacos aprobados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, pero ninguno está financiado por el Sistema Nacional de Salud (SNS) y por otro, la cirugía bariátrica.