Publicado 25/06/2020 8:23:32 +02:00CET

Cómo evitar la intoxicación por geles hidroalcohólicos en niños

Uso de geles hidroalcohólicos  en niños. Madre con dos niños.
Uso de geles hidroalcohólicos en niños. Madre con dos niños. - ORBON ALIJA - Archivo

   MADRID, 25 Jun. (EDIZIONES) -

   Los geles hidroalcohólicos están de moda. Son pocas las personas que no llevan en su bolso un bote para desinfectarse cuando estiman necesario, más si son madres, cuyos hijos no paran de tocar cosas que no deberían. No obstante, hay que tener cuidado porque pueden envenenarse.

   "El peligro procede de su contenido en alcohol. Estos productos deben tener al menos un 60% de alcohol para que sean eficaces contra el coronavirus. Las bebidas de más alta graduación no tienen más del 40%. La intoxicación por alcohol puede producir hipoglucemia, convulsiones, coma y muerte", advierte la pediatra María Jesús Esparza, portavoz de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), en una entrevista con Infosalus.

   A esto se suma, según mantiene, el que algunos geles contienen alcohol distinto del etílico, por ejemplo, isopropanol, que es más tóxico que el alcohol etílico (el que llevan las bebidas alcohólicas).

   Por eso, desde la Academia Americana de Pediatría exhorta a los padres de familia a mantener los desinfectantes para manos fuera del alcance de los niños. "No olvide los frascos de desinfectante pequeños para carteras, bolsos de pañales, mochilas y automóviles. Además, los padres y los cuidadores también deben supervisar a los niños menores de 5 años cuando usen desinfectante para manos", remarca la sociedad científica norteamericana.

   A su vez, la doctora Esparza señala que durante la pandemia se ha permitido la fabricación de estos productos a empresas que anteriormente no lo hacían, e incluso se han difundido fórmulas para poderlos preparar de forma casera.

   Por eso, dado que en estos momentos ya no hay desabastecimiento en el mercado, la pediatra resalta que es necesario adquirir productos etiquetados y comprobar la lista de ingredientes. "Hay que evitar especialmente productos que lleven metanol, alcohol metílico o alcoholes metilados, que pueden ser muy peligrosos si se ingieren", insiste.

   A la hora de emplear el gel hidroalcohólico con los menores, Esparza subraya que tanto en niños como en adultos es preferible siempre lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos: "Es lo mejor para eliminar gérmenes de las manos, incluido el nuevo coronavirus. Sólo si no fuera posible se recomienda que se use un gel hidroalcohólico con al menos 60% de alcohol".

   Además, la miembro de la AEPap sostiene que, una vez aplicado el gel, con el masaje que se aplica a las manos el alcohol se evapora, y el riesgo de intoxicación desaparece. "No hay que aplicar luego agua", zanja la experta.

   Es más, la doctora Esparza llama la atención sobre el hecho de que cuando las manos están visiblemente sucias, los geles hidroalcohólicos no son suficientes para eliminar los gérmenes. "En ese caso es necesario lavarlas con agua y jabón", puntualiza.

   Asimismo, destaca que hay que mantener estos productos fuera del alcance de los niños y supervisarlos cuando los usan. "También hay que evitar llevarlos en envases que puedan ser atractivos para ellos. Los etiquetados muchas veces son incompletos, no dicen qué tipo de alcohol utilizan, no dicen el porcentaje de alcohol de la fórmula (debe de ser superior al 60%)", precisa.

   A su juicio, sería deseable que llevasen productos para que el sabor fuera desagradable, como por ejemplo que ponga que el alcohol está desnaturalizado, o que tenga sustancias amargantes como el benzoato de denatonio (Bitrex), o el butanol (alcohol terbutílico), o el octaacetato de sacarosa.

   "Algunos productos podrían contener alcohol isopropílico (isopropanol). Tenga mucho cuidado con estos desinfectantes donde hay niños, ya que pueden ser más tóxicos que los elaborados con alcohol común. Evite los productos que contengan metanol, alcohol metílico, o alcoholes metilados, que pueden ser muy peligrosos si se consumen", sentencia en este sentido la Academia Americana de Pediatría.

Contador