Los europeos que viven en la periferia de las ciudades suelen tener dificultades para acceder a la sanidad

Publicado 02/12/2019 11:02:43CET
Gente andando
Gente andando - JOHANNAH JORGENSEN / OMS - Archivo

   MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Las personas que viven en las zonas periféricas de las ciudades de la Unión Europea, y no sólo en las rurales, suelen tener dificultades para acceder a la asistencia sanitaria, según se desprende del 'Informe sobre el Estado de la Salud en los Perfiles de Salud de los países de la UE', realizado por el Observatorio Europeo de Políticas y Sistemas de Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

   Ahora bien, el trabajo también ha puesto de manifiesto que los mayores, las personas más vulnerables y los más dependientes, así como la población inmigrante y las personas que viven en la calle, también tienen dificultades en el acceso a la sanidad en, al menos, la mitad de los países de la Unión Europea.

   Del mismo modo, el informe ha mostrado desafíos en esta materia relacionados con los recursos financieros; la distribución de trabajadores de la salud; y la escasez de instalaciones bien equipadas al alcance de las poblaciones vulnerables. "La cobertura de salud universal no solo protege a las personas y a las familias de los impactos financieros a largo plazo, sino que también proporciona seguros, lo que evita la inseguridad y la ansiedad al tiempo que fomenta el bienestar social", ha dicho la OMS.

   Por otra parte, el estudio ha puesto de manifiesto la necesidad de que los países aporten más datos sobre la asistencia sanitaria que prestan a los ciudadanos con el fin de medir cómo los factores socioeconómicos pueden impactar en el acceso a estos servicios y conocer los diferentes desafíos a los que se enfrentan los ciudadanos con necesidades clínicas concretas.

   "La falta de datos y el conocimiento profundo obstaculiza la comprensión de las brechas en el acceso a la atención médica, impide una acción efectiva y aumenta el riesgo de complacencia. Una mejor información favorecerá una prestación de servicios más integral que reconozca las perspectivas de los pacientes sin perder de vista la rentabilidad de un sistema. También ayudará a los gobiernos a comprender la realidad del acceso de la población y a brindar atención médica preventiva y curativa asequible y de calidad", ha zanjado la OMS.

Contador