Europa, a la cabeza en el consumo de tabaco

Actualizado 29/05/2019 14:02:00 CET
AMP.- La OMS pone a Europa a la cabeza en el consumo de tabaco con 209 millones
GETTY - Archivo

   MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud en la región de Europa eleva el número de fumadores hasta los 209 millones de personas, un 29 por ciento de la población del continente, lo que supone la mayor proporción de consumo de tabaco en el mundo; de ellos, 74 millones son mujeres, también el porcentaje más alto a nivel mundial.

   "Cambiar esta tendencia requiere una mayor definición e implementación de estrategias sensibles al género", señala el informe 'El uso del tabaco en Europa: informe de tendencias 2019', publicado este miércoles con motivo del Día Mundial Sin Tabaco (WNTD) 2019, que se celebra este el 31 de mayo, y en el que, lamentablemente, el organismo confirma que "el consumo de tabaco sigue siendo un problema de salud pública de suma importancia".

   El informe revela muchas otras tendencias que subrayan la necesidad de una acción firme en el control del tabaco. Así, muestra que 9 de cada 10 muertes (incluidas las muertes prematuras) por cáncer de tráquea, bronquios y pulmón en la Región de Europa están relacionadas con el tabaco. En otras palabras, el 90 por ciento de los cánceres de pulmón podrían evitarse eliminando el consumo de tabaco.

   Asimismo, el 18 por ciento de las muertes por enfermedades no transmisibles (ENT) fueron atribuibles al consumo de tabaco en 2018 en la Región de Europa, lo que significa que casi 1 de cada 5 muertes prematuras por ENT podrían evitarse eliminando el consumo de tabaco. Y la proporción de muertes por ENT debidas al tabaco fue 4 veces mayor en los hombres (28%) que en las mujeres (7%), "lo que debería reflejarse en las estrategias de prevención y control sensibles al género".

   Además, el 27 por ciento de las muertes por cáncer se atribuyeron al consumo de tabaco en 2018; la prevalencia del consumo de tabaco entre adultos y niños sigue siendo alta, pero parece estar disminuyendo, "aunque no de manera uniforme".

   A nivel mundial, una evaluación de la OMS estimó que el 12% de todas las muertes entre adultos de 30 años o más podría atribuirse al consumo de tabaco; No obstante, entre 2000 y 2016, las tasas de prevalencia disminuyeron del 27 al 20 por ciento. Sin embargo, el ritmo es lento, por lo que el compromiso mundial de reducir el consumo de tabaco en un 30 por ciento para 2025 no será posible. Si la tendencia continúa, el mundo sólo logrará una reducción del 22% para 2025,

   "Si bien es alentadora, la disminución del consumo de tabaco no es suficiente para alcanzar el objetivo de reducción del 30 por ciento establecido en el Plan de acción para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles en la Región Europea de la OMS 2016-2025. Esto será factible, pero solo si los países lo hacen", advierte el informe.

BUSCAR OPORTUNIDADES CLAVE

   "Existe un gran potencial para mejorar la salud mediante la implementación de políticas que sabemos que son efectivas, como el aumento de impuestos, el uso de empaques simples, la prohibición de publicidad y la eliminación del humo de segunda mano. Si los países no toman medidas, perderemos la oportunidad de utilizar el control del tabaco como una palanca importante para mejorar la salud pública", ha señalado Kristina Mauer-Stender, Directora de Programas para el Control del Tabaco en la OMS/Europa.

   "El informe de tendencias revela algunas oportunidades clave para la acción, por ejemplo, abordar el control del tabaco en países donde las mujeres aún no han empezado a fumar", añade la experta, quien apuesta por aumentar la conciencia sobre el impacto negativo del tabaco en la salud pulmonar de las personas y las soluciones rentables y factibles que pueden ayudar a reducir el riesgo para la salud pulmonar que presenta el tabaco.

Contador