Publicado 06/07/2022 11:23

Un estudio vincula tener vivencias adversas entre los 6 y 11 años con riesgo de trastorno bipolar

Archivo - Niño triste, estrés y depresión, agotamiento con juguetes esparcidos alrededor.
Archivo - Niño triste, estrés y depresión, agotamiento con juguetes esparcidos alrededor. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / NADEZHDA1906 - Archivo

TARRAGONA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio con participación del Institut d'Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV) ha establecido relación entre tener vivencias adversas entre los 6 y 11 años con el riesgo de desarrollar trastorno bipolar.

En un comunicado este miércoles, el IISPV ha detallado que se ha usado un nuevo instrumento llamado Escala de cronología de exposición al abuso y el maltrato (Mace), que permite datar las experiencias adversas durante los primeros 18 años de vida.

Estudiar estas vivencias "es relevante si se tiene en cuenta que los seres humanos pasan por distintas etapas de maduración del cerebro y de consolidación psicoemocional" hasta la vida adulta.

En este proceso, determinadas edades son períodos sensibles a algunos aprendizajes, "hasta el punto que la consolidación de distintas fases del desarrollo cerebral depende en gran medida de la experiencia y de las interacciones que se establecen con el entorno".

Así, situaciones adversas pueden implicar un "estrés tóxico" e impedir una buena formación de las funciones mentales que serán fundamentales en la edad adulta, y que pueden afectar especialmente a las personas con trastorno bipolar.