Actualizado 23/06/2010 13:50 CET

Un estudio de la UMU establece la relación entre los trastornos de conducta en la infancia y las adicciones

MURCIA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un trabajo publicado en la revista 'on line' 'Enfermería global' de la Universidad de Murcia (UMU) ha señalado la existencia de una relación de causa-efecto entre los trastornos del comportamiento perturbador (TCP) en la infancia y adolescencia y el desarrollo de un trastorno por abuso de sustancias (TAS), según informaron fuentes de la institución docente en un comunicado.

En este escenario, el artículo destaca el papel de la Enfermería en los niveles de diagnóstico precoz en la etapa escolar, así como de la prevención secundaria una vez que se manifiestan las primeras conductas disociales en la etapa preescolar y escolar, y del tratamiento y rehabilitación con planes de cuidados individualizados, intervenciones comunitarias, tratamientos residenciales, terapia estratégica familiar breve.

Los autores, entre los que se encuentra la profesora de Enfermería de la Universidad de Murcia, Concha Rivera, observaron que los estudios más recientes establecen que en los trastornos por abusos de sustancias concurrentes con un TCP "se dan factores de riesgos familiares, como estilo parental inadecuado, disciplina inconsistente y déficit de habilidades para la educación, entre otras cosas".

La bibliografía consultada coincide en que se necesita más investigación sobre el tratamiento precoz de este problema, que sale de lo estrictamente sanitario e invade otras esferas como la económica, social, cultural y judicial, aunque los autores consideran que la Enfermería del siglo XXI tiene que adaptarse a este nuevo panorama.