Publicado 18/06/2021 10:12CET

Un estudio relaciona ver fútbol con un aumento en el riesgo de infarto

Un aficionado de Bélgica en la Eurocopa
Un aficionado de Bélgica en la Eurocopa - Bruno Fahy/BELGA/dpa

   MAGUNCIA (ALEMANIA), 18 Jun. (dpa/EP) -

   La alteración emocional al ver partidos de fútbol puede aumentar el riesgo de infarto de miocardio, según un estudio presentado este jueves por científicos de las ciudades alemanas de Maguncia y Heidelberg.

   Según señalaron en un informe que publica la revista especializada Scientific Reports, durante el Mundial de 2014 se registraron en Alemania 18.479 ingresos hospitalarios debido a un infarto, un 3,7 por ciento más que en el mismo periodo de 2015 y 2,1 por ciento más que en la misma época de 2013.

   En el mes que siguió al Mundial, en el que Alemania salió campeona, hubo un 5,4 por ciento menos de pacientes de infarto. Los expertos del centro de cardiología de la Universidad de Maguncia y del área de medicina del deporte de la Universidad de Heidelberg evaluaron los datos que los hospitales transmitieron a la Oficina Federal de Estadística.

   Los científicos no detectaron una diferencia en la tasa de mortalidad en general. Sin embargo, en las semanas que duró la Copa del Mundo, constataron que el día de la final entre Alemania y Argentina, que culminó con un 1-0 para los germanos tras la prórroga, la tasa de mortalidad de los hospitalizados por infarto fue más alta.

   "Ver fútbol puede llegar al corazón, de eso no hay duda", comentó el cardiólogo y farmacólogo Thomas Meinertz, miembro del consejo asesor de la Fundación Alemana del Corazón. Aclaró que, por supuesto, esto no se aplica a todos los partidos, sino a aquellos que son especialmente estresantes para los espectadores, ya que la excitación libera las hormonas del estrés y aumenta el ritmo cardíaco y la presión arterial.