Un estudio relaciona la escoliosis con la incapacidad de absorber el manganeso

Radiografía de columna vertebral, escoliosis, huesos
PIXABAY - Archivo
Publicado 11/10/2018 11:02:04CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

La escoliosis, sobre todo la severa, una curvatura hacia derecha o izquierda de la columna vertebral que suele aparecer en la infancia, podría estar relacionada con la incapacidad del cuerpo del afectado para absorber el manganeso, un mineral esencial para el crecimiento de huesos y cartílagos, según ha hallado un estudio de la Washington University School of Medicine (EEUU), publicado en la revista 'Nature Communications'.

Concretamente, el estudio, realizado con 1.095 niños sanos y 841 niños con escoliosis, arroja que estos últimos, con la afección calificada de severa, son dos veces más propensos que los niños sin la afección de portar una variación genética que hace difícil para sus células absorber y utilizar el manganeso.

Además, los científicos encontraron una variación en el gen SLC39A8 en el 12 por ciento de los niños que tenían escoliosis, mientras que en los niños sanos esta variación sólo estaba presente en el 6 por ciento. Por otro lado, observaron en un pez cebra con el gen SLC39A8 desarrolla anormalidades en el esqueleto y en la forma de moverse, incluyendo una curvatura en sus espinas.

Este gen no se ha estudiado en profundidad previamente, pero hay algunos estudios que establecen que ayuda a las células a absorber minerales como el zinc, el hierro y el manganeso. Sin embargo, esta investigación ha hallado que las células humanas con el gen variado pueden con el zinc y el hierro pero no absorben el manganeso.

Por otro lado, los científicos han descubierto que los niños que tenían el gen alterado tienen unos niveles significativamente más bajos de manganeso en la sangre que los que tienen el gen normal, aunque han incidido en que ambos grupos se sitúan en el nivel normal.

"Nuestro estudio relaciona una enfermedad común con algo potencialmente modificable en la dieta", ha indicado la profesora de Neurología, investigadora del estudio, la doctora Christina Gurnett. No obstante, "no queremos que la gente comience a tomar suplementos de manganeso, porque sabemos que demasiado manganeso puede ser dañino".

El manganeso es tanto una toxina como un mineral esencial. Dosis altas pueden causar manganismo, una condición neurológica permanente caracterizada por temblores y dificultad para andar, además de síntomas psiquiátricos como agresividad y alucinaciones. El manganeso también se relaciona con el Parkinson, la esquizofrenia y la hipertensión.

Sin embargo, poco manganeso causa déficits del mineral, pero es infrecuente porque el cuerpo humano sólo necesita cantidades mínimas fácilmente obtenibles de los alimentos. Estudios con animales, no obstante, muestran que una falta de manganeso resulta en problemas para metabilizar la grasa y el azúcar, mal crecimiento, dificultad para andar y la curvatura de la columna.

Contador