Un estudio internacional destaca el "importante papel" de España en la lucha mundial contra el sida

Hoja de ruta de prevención del VIH para 2020 de ONUSIDA
ONUSIDA - Archivo
Publicado 30/11/2018 14:50:44CET

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un trabajo publicado en la revista 'Viruses' ha resaltado la calidad de la investigación española, financiada mayormente por organismos estatales y europeos junto a farmacéuticas, ha desempeñado un "importante papel" en más de tres décadas de lucha mundial contra el VIH/sida.

Solo en el año 2016, los equipos españoles publicaron 404 trabajos en revistas con factor de impacto alto, como 'AIDS', 'Clinical Infectious Diseases' y 'Journal of Antimicrobial Chemotherapy', contribuyendo a entender mejor la enfermedad y a orientar avances hacia la mejora de los tratamientos.

"Que las publicaciones de médicos e investigadores españoles en el campo del sida figuren entre las primeras en el ranking mundial, se debe principalmente a la dedicación comprometida y al trabajo de excelencia de los profesionales de la salud, a menudo en condiciones y con recursos económicos limitados", afirma Vicente Soriano, primer firmante del trabajo y profesor de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR), en declaraciones a la Agencia Sinc.

El estudio, firmado también por médicos del Hospital La Paz de Madrid, el Hospital General Universitario de Alicante y el University Hospital Crosshouse de Kilmarnock (Reino Unido), analiza bases de datos como 'Journal Citation Reports' y 'PubMed' para identificar las tres instituciones donde se encuentran los equipos más influyentes: el Hospital Carlos III de Madrid, el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y el Hospital Clínic de Barcelona.

Pero no solo la labor de los médicos e investigadores ha sido importante. "También hay que destacar la de los pacientes, sobre todo por las redes que han tejido y que han proporcionado una ayuda crucial sobre prevención y acceso a tratamientos", subraya el profesor de la UNIR.

Vicente Soriano relata cómo, en los años 80, pequeños equipos de médicos y enfermeras jóvenes que trabajaban en los servicios de Medicina Interna de los hospitales españoles se involucraron de manera decidida con la atención a personas infectadas por VIH. "Era la época anterior a la introducción de los antirretrovirales, por lo que la principal tarea consistía en el diagnóstico y el tratamiento de las infecciones oportunistas. Así nació en España una nueva ola de especialistas en enfermedades infecciosas", detalla.

En la década de los 90, las prioridades pasaron a ser los efectos secundarios de la primera introducción masiva de antirretrovirales. "La ciencia española fue pionera en examinar la relevancia clínica de las concentraciones plasmáticas de fármacos como efavirenz o tenofovir, con sus efectos neuropsiquiátricos y anomalías renales respectivamente", destaca Soriano.

Desde la introducción de la terapia triple a finales de los 90, la medicina contra el VIH ha avanzado significativamente, permitiendo que las personas seropositivas puedan vivir más tiempo y con mejor estado de salud. Incluso se ha confirmado que el tratamiento con antirretrovirales evita la transmisión del VIH, brindando la posibilidad de tener hijos sin infectar a la pareja ni al bebé.

En todos estos años, las principales contribuciones de la investigación española a la lucha contra el VIH/sida se ubican, según el estudio, en los campos de la tuberculosis, la toxoplasmosis, la leishmaniasis, las variantes del VIH (incluido el VIH-2), la farmacología, la toxicidad relacionada con los fármacos antirretrovirales y la coinfección con las hepatitis víricas. También destacan investigaciones en inmunopatogenia y desarrollo de vacunas, así como en el manejo clínico de las complicaciones del envejecimiento de los pacientes.