Publicado 02/05/2020 8:29:36 +02:00CET

Un estudio evidencia que un estatus económico más alto no siempre se traduce en una mejor salud del corazón

Solidaridad, amor. Manos sosteniendo un corazón.
Solidaridad, amor. Manos sosteniendo un corazón. - PHARMEX

MADRID, 2 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad Northwestern y la Universidad de Georgia (Estados Unidos) han evidenciado, en un estudio publicado en el 'Journal of the American Heart Association', que un estatus económico más alto no siempre se traduce en una mejor salud del corazón.

Para realizar el trabajo, lo expertos se han centrado en el síndrome metabólico, que es un conjunto de signos que predisponen a las personas a diabetes, derrame cerebral y ataque cardíaco posteriores, entre los que se incluyen la grasa abdominal, presión arterial alta, niveles elevados de colesterol y glucosa alta en la sangre. Para ello, analizaron a más de 9.000 pacientes.

A todos los participantes los agruparon en una de cuatro categorías en función de sus ingresos familiares durante la infancia y la edad adulta: los que estaban constantemente en ventaja o en desventaja, y los que ingreso mayor o menor en la edad adulta en relación con la infancia.

Así, los expertos observaron que aquellos que conforme pasaban los años más dinero ganaban tenían menos angustia psicológica que las personas en desventaja constante. De hecho, en la mayoría de las comparaciones, sus niveles de angustia eran comparables a los de los participantes que siempre tuvieron dinero.

Sin embargo, este patrón se invirtió para el síndrome metabólico, ya que a los participantes que iban ganando con el tiempo más dinero les fue peor que aquellos que siempre habían mantenido el mismo nivel adquisitivo y se parecían mucho a las personas más pobres.

Contador