Publicado 22/06/2022 11:12

Un estudio demuestra en humanos que algunos colutorios rompen la membrana del coronavirus

Colutorio
Colutorio - DENTAID

BARCELONA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio liderado por la Fundación Lucha contra las Infecciones junto al Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y la Gerencia Territorial Metropolitana Norte del Institut Català de la Salut (ICS) ha demostrado en humanos que los enjuages bucales con clururo de cetilpiridino (CPC) rompen la membrana del Sars-CoV-2 y reducen la cantidad de virus activo en la saliva.

Esta investigación, realizada a partir de muestras de saliva de personas infectadas que fueron atendidas en centros de atención primaria, ha confirmado en humanos los resultados que ya se habían observado previamente en estudios realizados en laboratorio, han informado la fundación y el IrsiCaixa --centro impulsado por la Fundación La Caixa y la Conselleria de Salud-- en un comunicado.

El estudio ha permitido demostrar 'in vivo' que el virus pierde su capacidad infecciosa, ya que al tener la membrana destruida no puede penetrar en las células, por lo que los enjuages bucales con CPC al 0,07% podrían ser "una herramienta de prevención eficaz" contra la infección causada por las diversas variantes del coronavirus.

"Que un colutorio con CPC sea capaz de reducir la capacidad de infección del Sars-CoV-2 en saliva es una muy buena noticia, ya que el uso de este enjuage bucal podría reducir la transmisión del virus entre personas", ha asegurado la investigadora de la Fundación Lucha contra las Infecciones y primera autora del estudio, Andrea Alemany.

Por su parte, la directora de Atención Primaria de la Metropolitana Norte del ICS, Núria Prat, ha destacado el papel de la atención primaria en investigaciones de este tipo que ha permitido "realizar el trabajo de campo necesario" para llevarlo a cabo.

El director de I+D+o de Dentaid, Joan Gispert, ha destacado que los resultados del estudio permiten confirmar "la clara relación" entre la cavidad bucal y la Covid-19 ya demostrada anteriormente y deja entrever una posible vía para evitar la diseminación del Sars-CoV-2.

El estudio, publicado en 'Journal of Dental Research', es el resultado de un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego, paralelo y controlado con placebo, que se llevó a cabo en 19 centros de la Metropolitana Nord de febrero a junio de 2021 y en el que participaron 118 personas adultas con infección y 2 asintomáticas o con síntomas leves.

Contador