Un estudio constata que los lactantes gravemente enfermos pueden beneficiarse del aporte proteíco

Archivo - Pediatría en el HUCA
Archivo - Pediatría en el HUCA - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: miércoles, 19 junio 2024 11:10

OVIEDO, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del área de gestión clínica de Infancia y Adolescencia del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) constata que los lactantes gravemente enfermos pueden beneficiarse de forma segura de un aporte proteico superior al habitual para los niños sanos, aunque se debe ser cautos en aquellos pacientes más complejos.

El estudio, que lleva por título 'Efecto de tres dietas enterales con diferente contenido en proteínas sobre el metabolismo proteico en lactantes críticamente enfermos: un ensayo clínico aleatorizado', pretende aumentar el conocimiento sobre cuál es la nutrición más adecuada para niños menores de dos años con una enfermedad grave. En concreto se examinó cuál es el aporte proteico óptimo en la dieta de estos pacientes a través de un ensayo clínico en el que participaron las Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos del HUGM (Madrid) y HUCA (Oviedo).

Un total de 99 menores de dos años, con el consentimiento de sus padres o tutores legales, participaron en este estudio en el que, de forma aleatoria, se les administró una de las tres dietas ensayadas con diferente aporte de proteínas: una de ellas una fórmula nutricional estándar y dos con un mayor contenido proteico.

Además, el trabajo ha obtenido el premio a la mejor publicación científica de la revista Anales de Pediatría, la revista oficial de la Asociación Español de Pediatría, que es la revista pediátrica en castellano con mayor factor de impacto en el mundo.

Los autores de esta publicación son: Reyes Fernández, Javier Urbano, Ángel Carrillo, Ana Vivanco, María José Solana, Susana Díaz, Corsino Rey y Jesús López-Herce-Cid. Precisamente, el trabajo surge de la tesis doctoral de Reyes Fernández dirigida por Javier Urbano y Corsino Rey siendo un estudio colaborativo del HUCA y el Hospital Universitario Gregorio Marañón (HUGM).