Publicado 11/05/2021 15:07CET

Un estudio en aguas residuales descarta que la Covid-19 se transmita a través de las heces

Rueda de prensa en la que se ha presentado el estudio
Rueda de prensa en la que se ha presentado el estudio - UGR

GRANADA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado que no existe transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 a través de las aguas residuales, lo que descarta la transmisión feco-oral de la enfermedad, proceso por el cual una enfermedad se transmite por medio de las heces de una persona contagiada.

En este trabajo los científicos han demostrado que las aguas y aerosoles de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de la provincia de Granada, en las que se detecta en material genético del Coronavirus SARS-CoV-2 no generan una especial incidencia en los trabajadores que manipulan estas aguas.

"Esto apunta a que tanto estos trabajadores como las poblaciones que se encuentran cerca de estas EDAR no tienen un riesgo añadido, al no registrar una incidencia en anticuerpos superior a los que se observa en el resto de la población", explica el autor principal de este trabajo, el profesor Maximino Manzanera, del departamento de Microbiología de la UGR.

Durante el tratamiento de las aguas residuales se han detectado los ácidos nucleicos del SARS-CoV-2, lo que junto a los aerosoles que se generan, representaban, en teoría, un alto riesgo para los trabajadores de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) y para los habitantes de zonas cercanas a los mismos.

TERCERA OLA

Mediante un estudio de seroprevalencia comparada durante la tercera ola de la pandemia en España, los investigadores granadinos han identificado el mismo nivel de anticuerpos contra el coronavirus en 134 trabajadores de 76 EDAR de la provincia de Granada analizados, que la observada en el resto de la población.

Este análisis ha incluido todas las EDAR de la provincia excepto las de Granada capital, donde se ha identificando una mayor incidencia en las zonas con mayor densidad de población (como la Costa Tropical y la zona de Baza-Guadix) que en aquellas con menor densidad de población. Este fenómeno coincide con el observado en el resto de la población a través del estudio de seroprevalencia realizado a nivel nacional.

"Con estos resultados podemos concluir que el riesgo de infección por vía feco-oral es casi nulo. Estos tipos de estudios permiten priorizar qué sectores profesionales deben vacunarse antes, por tener un mayor riesgo de contagio. Por otra parte, nuestra investigación permite realizar el seguimiento de la pandemia a través de las aguas residuales sin necesidad de emplear instalaciones de alta seguridad biológica (como laboratorios de riesgo biológico 3 o 4), lo que permite trabajar en un mayor número de laboratorios para un mejor seguimiento de la incidencia", señala Manzanera.

Además, el estudio apunta a que el virus detectado en las aguas residuales esté inactivo, quizás por su asociación a otras partículas presentes. En este trabajo han colaborado tanto el programa de ayudas contra la COVID de la Junta de Andalucía, la UGR, la Diputación de Granada y las empresas Aqualia, Aguas y Servicios de la Costa Tropical de Granada y VitaNtech Biotechnology.

Este equipo de investigación, junto a profesores de la Escuela Técnica Superior de Caminos de la UGR y la empresa Gis4Tech, está diseñando en la actualidad un método más efectivo de búsqueda de infectados a través de la red de saneamiento de aguas.