La estimulación no invasiva de la médula espinal mejora la función del brazo y la mano en pacientes con tetraplejia

Archivo - Ilustración médula espinal
Archivo - Ilustración médula espinal - MOHAMMED HANEEFA NIZAMUDEEN/ ISTOCK - Archivo
Actualizado: martes, 21 mayo 2024 12:11

   MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores internacional ha demostrado que la estimulación eléctrica no invasiva de la médula espinal mejora la función del brazo y la mano en pacientes con lesión de la médula espinal cervical (LME).

   El estudio, que ha sido publicado en 'Nature Medicine', logró todos criterios de valoración primarios de seguridad y eficacia, y la terapia 'ARC-EX' demostró importantes mejoras en la fuerza, función y sensación de las extremidades superiores entre personas con enfermedad crónica tetraplejia debido a LME cervical.

   Al final del ensayo, se consideró que el 72% de los participantes respondieron a los tratamientos no invasivos mediante la terapia 'ARC-EX', basada en una definición conservadora que requiere que los respondedores cumplan criterios de mejora en los dominios de fuerza y funcional versus rehabilitación estándar de atención solo. En particular, el número de encuestados aumentó al 90% cuando la definición incluía participantes con mejoras en al menos una fuerza o resultado funcional.

    "Los resultados del ensayo superaron con creces nuestra hipótesis de una tasa de respuesta del 50% a la terapia 'ARC-EX, lo que nos dio nueva esperanza para las personas con LME y para los proveedores de rehabilitación", ha señalado Chet Moritz, autor principal de la publicación, coinvestigador principal y profesor de electricidad e informática Ingeniería y Medicina de Rehabilitación en la Universidad de Washington (EEUU).

   "Después de sólo dos meses, más de la mitad de los participantes de Up-LIFT lograron mejoras promedio en la fuerza de agarre mayor que la requerida para levantar vasos llenos y en fuerza de pellizco equivalente a la requerida para recoger levantar un objeto con un tenedor o insertar una llave. Esto indica no sólo una mejora de la fuerza y la función, pero también el potencial de una mayor independencia con la terapia ARC-EX", ha afirmado.

   Los estudios preclínicos demostraron que la estimulación eléctrica de la médula espinal restaura las funciones neurológicas deterioradas cuando la estimulación se aplica sobre los segmentos espinales que contienen las neuronas involucradas en el control de estas funciones.

   Del 14 de enero al 24 de diciembre de 2021, un total de 65 participantes se sometieron a pruebas de detección y se inscribieron en el ensayo Up-LIFT. A finales de junio de 2022, 60 participantes habían completado todo el protocolo y las evaluaciones. Los 60 participantes que completaron el protocolo se habían sometido cada uno al menos a 24 sesiones durante cada uno de los períodos de rehabilitación sola (media, 25 sesiones) y terapia 'ARC EX' (media, 25 sesiones). Durante las sesiones de terapia 'ARC EX', la estimulación se administró a 30 Hz con una superposición de frecuencia portadora de 10 kHz, que consistía en 10 pulsos con una frecuencia de 10 kHz y un ancho de pulso de 100 us.

   Los investigadores descubrieron que la terapia 'ARC EX' no solo medió mejoras significativas en los resultados relacionados con la fuerza de las extremidades superiores y los dominios de rendimiento funcional, sino que también mejoró la recuperación de la función sensorial. Los participantes también informaron de una disminución en la frecuencia y gravedad de los espasmos musculares, una mejor calidad del sueño y una reducción del dolor.

Contador