Los estados con mejores tasas de vacunación Covid lograron disminuir sus tasas de asma pediátrico

Archivo - Vacuna de COVID-19 a un niño.
Archivo - Vacuna de COVID-19 a un niño. - FAMVELD/ISTOCK - Archivo
Publicado: viernes, 5 julio 2024 7:39

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los Estados con altas tasas de vacunación contra la COVID-19 vieron a más pacientes pediátricos con asma descansar de sus síntomas, según una nueva investigación publicada en 'JAMA Network Open' por líderes de Nemours Children's Health y Endeavor Health (Estados Unidos).

Se cree que en los primeros meses de la pandemia de COVID-19 en 2020, el distanciamiento social y el cierre de escuelas dieron como resultado menos brotes de asma en muchos pacientes pediátricos. Matthew M. Davisvicepresidente ejecutivo, director médico y director científico de Nemours Children's Health y la coautora Lakshmi Halasyamani, directora clínica de Endeavor Health en Evanston, Illinois, se preguntaron si ese beneficio se extendió hasta 2021, cuando las primeras vacunas contra la COVID-19 se estaban administrando ampliamente a adultos y luego a niños.

En el estudio, los doctores Davis y Halasyamani compararon el cambio en los síntomas de asma infantil informados por los padres entre 2018-2019 y 2020-2021. Combinaron esos datos con las tasas de vacunación contra la COVID-19 estatales para personas de 5 años en adelante en 2020-2021, según lo informado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los investigadores descubrieron que con cada aumento de 10 puntos porcentuales en la cobertura de vacunación contra la COVID-19, los síntomas de asma infantil informados por los padres disminuyeron en 0,36 puntos porcentuales. Los estados en el trimestre más alto de tasas de vacunación contra la COVID-19 en general tuvieron una disminución en los síntomas de asma de 1,7 puntos porcentuales, un impacto casi 3 veces más favorable que los estados en el trimestre más bajo de tasas de vacunación contra la COVID-19 en general, que vieron una disminución promedio en los síntomas de asma de solo 0,6 puntos porcentuales en 2020-2021, en comparación con 2018-2019.

Los coautores explican que varios factores podrían haber contribuido a la reducción de los síntomas del asma. La inmunidad a nivel comunitario, también llamada "inmunidad de rebaño", en los estados con tasas de vacunación más altas puede haber ayudado a reducir el riesgo de que los niños contraigan COVID-19 y desarrollen complicaciones del asma. Otra posibilidad es que los niños que viven en estados con tasas de vacunación más altas contra la COVID-19 pueden haber tenido más probabilidades de recibir las vacunas poco después de que se aprobaran las vacunas para sus grupos de edad.

Según los coautores, estos hallazgos también plantean la posibilidad de que las vacunas contra la COVID-19 puedan combatir eficazmente otras enfermedades derivadas de los coronavirus, incluido el resfriado común. "La vacunación continua contra la COVID-19 puede ofrecer beneficios directos para los niños con antecedentes de asma, pero esto debe confirmarse con más investigaciones", apunta el doctor Halasyamani. "También plantea la cuestión de si una vacunación más amplia contra la COVID-19 a nivel poblacional entre niños y adultos también puede ayudar a proteger a los niños con asma".

Los coautores señalan que una limitación del estudio es que no midió las tasas de vacunación específicamente en niños con asma. Además, si bien los datos informados por los padres se consideran una medida significativa de la experiencia del paciente, se podrían utilizar datos adicionales, como las estadías en el hospital o las visitas al departamento de emergencias, para verificar estos hallazgos.

Contador