Especialistas abogan por acercar los dos niveles asistenciales para homogeneizar el abordaje de cardiopatías

Expertos sugieren que la optogenética podría ayudar a controlar la actividad elé
GETTY IMAGES - Archivo
Publicado 08/03/2019 17:57:12CET

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La distancia física entre un hospital y los centros de Atención Primaria puede derivar en una falta de coordinación asistencial que, en determinadas patologías, "supondría una variación en el resultado del abordaje del paciente", por eso especialistas apuestan por acercar los dos niveles asistenciales para homogeneizar el abordaje de cardiopatías

Esta ha sido una de las principales conclusiones de los expertos reunidos en el II Curso de Actualización Cardiovascular para médicos de Atención Primaria, organizado por el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, donde se han revisado las nuevas estrategias, terapias y tecnologías de las que disponen los médicos de familia para tratar las patologías cardíacas.

El doctor José Tuñón, jefe del Servicio de Cardiología del hospital y uno de los directores del curso, señala "la importancia de ayudar a los médicos de Atención Primaria a mantenerse actualizados en el área cardiovascular, una especialidad en constante evolución, así como de homogeneizar el abordaje de las enfermedades cardiovasculares entre Primaria y Especializada y mantener un contacto personal entre los profesionales de ambos niveles asistenciales que permita fomentar la sensación de equipo y el trabajo coordinado".

De estas rutas asistenciales, elaboradas de forma consensuada con cardiólogos y médicos de Atención Primaria, Tuñón ha destacado la relativa a la insuficiencia cardíaca, uno de los principales temas tratados en el curso. Y ha puesto de ejemplo la Fundación Jiménez Díaz que ha puesto recientemente en marcha una Unidad de Insuficiencia Cardíaca "basada en la posibilidad de tener consultas abiertas con cardiólogos, internistas y personal de Enfermería donde se pueda ver al paciente de modo frecuente para llevar a cabo un seguimiento estrecho y ajustar al máximo y de modo progresivo las pautas de tratamiento", señala el especialista.

Además, apunta, la unidad "se apoya en la existencia de un Hospital de Día al que el paciente puede acudir puntualmente para recibir medicación intravenosa, como los diuréticos". "Todo esto supone una gran disminución del número de reingresos, así como una mejor calidad de vida de los pacientes", asevera el jefe del Servicio de Cardiología del hospital.

Por su parte, el doctor Óscar Gómez, subdirector de Continuidad Asistencial del centro hospitalario y co-director del curso, asegura que esta unidad permite "educar a pacientes, familiares y cuidadores en el seguimiento de las descompensaciones por insuficiencia cardíaca e insistir más en los cuidados y en el tratamiento".

Otro de los temas debatidos durante el curso ha sido la posibilidad de que los médicos de Atención Primaria hagan ecocardiogramas, debido a la importancia de la imagen cardíaca en el diagnóstico. Según señalan, en Atención Primaria es clave para diagnosticar al paciente con problemas cardiovasculares y derivarlo a la Especializada, ya que, aunque hacen el seguimiento conjunto, es el primer nivel asistencial quien tiene "la responsabilidad de evitar incompatibilidades entre el tratamiento de su enfermedad cardiovascular y el de otras comorbilidades que el paciente pueda presentar", incide Tuñón.

Además, añade que "hay patologías cardíacas que, una vez controladas, pueden ser seguidas únicamente por Primaria en aquellos pacientes con perfil de menor riesgo, y es muy importante que estemos de acuerdo en qué pacientes vamos a trabajar así y en qué situaciones nos los deben devolver a Atención Especializada por posibles descompensaciones o factores de riesgo".

Para leer más