Publicado 23/04/2020 19:00:51 +02:00CET

Los españoles están respetando el confinamiento pese al deterioro de su salud física y emocional

Aburrimiento, confinamiento, chica pensando.
Aburrimiento, confinamiento, chica pensando. - PIXABAY

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los españoles están respetando el confinamiento pese al deterioro de su salud física y emocional, según ha puesto de manifiesto una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) para conocer como están afrontando los consumidores el confinamiento en sus hogares y cuales están siendo las consecuencias de una situación que dura ya 41 días.

OCU ha entrevistado a una muestra de 1.000 personas de entre 18 y 74 años, representativa de la sociedad española, durante los días 16 y 17 de abril, preguntándole por diversas cuestiones relacionadas con el impacto que el confinamiento ha tenido en su vida cotidiana,

De las respuestas se deduce que el confinamiento ha cambiado de forma radical las costumbres de los ciudadanos, obligados a permanecer en casa, ya que un 14 por ciento de los españoles no salió de casa por ningún motivo en la última semana. Quienes salieron lo hicieron para trabajar, comprar alimentos, medicamentos u otros productos (83%), y la mitad salió únicamente un día y solo un tercio reconoce que sale más de un día a hacer la compra.

Únicamente un 6 por ciento reconoce haber salido de casa para reunirse con familiares, un 7 por ciento para dar un paseo cerca de casa y un 5 por ciento para dar un paseo o correr lejos de su domicilio, actividades no permitidas durante el estado de alarma.

En este sentido, la OCU ha avisado de que el confinamiento está afectando al estado de salud en diferentes aspectos. Y es que, un 63 por ciento cree que esta afectando de forma negativa a su condición física por las restricciones de movilidad. Además, el 58 por ciento dice que está teniendo un impacto negativo en el bienestar psicológico y el 39 por ciento considera que su estado general de salud ha empeorado.

Un dato especialmente grave y de consecuencias aún no predecibles es el hecho de que en un 10 por ciento de los hogares se ha evitado ir a las Urgencias de un hospital por algún problema de salud importante (no relacionado con el coronavirus) por temor a contagiarse.