Publicado 18/03/2022 16:36

¿Eres hipertenso? Vigila tu tensión al ponerte de pie

Archivo - Hipertensión.
Archivo - Hipertensión. - FREEPICK - Archivo

   MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las personas con hipertensión que al ponerse de pie aumentan la presión arterial tienen mas riesgo de ictus o infarto, según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Padua en Padua (Italia) y que ha sido publicado en la revista 'Hypertension'.

   "Este hallazgo puede justificar el inicio de un tratamiento para bajar la presión arterial, incluidos los medicamentos, en pacientes con una respuesta exagerada de la presión arterial al estar de pie", han detallado los expertos.

   Por lo general, la presión arterial sistólica (número superior) cae levemente al ponerse de pie. En este estudio, los investigadores evaluaron si la respuesta opuesta, un aumento significativo en la presión arterial sistólica al ponerse de pie, es un factor de riesgo de ataque cardíaco y otros eventos cardiovasculares graves.

   Los investigadores evaluaron a 1.207 personas que formaron parte del estudio HARVEST, un estudio prospectivo que comenzó en Italia en 1990 e incluyó a adultos de 18 a 45 años con hipertensión en etapa 1 no tratada. La hipertensión en estadio 1 se definió como presión arterial sistólica de 140-159 mm Hg y/o PA diastólica de 90-100 mm Hg.

   Ninguno había tomado medicamentos para bajar la presión arterial antes del estudio, y se estimó inicialmente que todos tenían un bajo riesgo de eventos cardiovasculares según su estilo de vida y antecedentes médicos (sin diabetes, insuficiencia renal u otras enfermedades cardiovasculares). En el momento de la inscripción, los participantes tenían una edad media de 33 años, el 72 por ciento eran hombres y todos eran blancos.

   En el momento de la inscripción, se tomaron seis mediciones de la presión arterial de cada participante en varias posiciones físicas, incluso al acostarse y después de ponerse de pie. Los 120 participantes con el aumento más alto (el 10% superior) en la presión arterial al ponerse de pie tuvieron, de media, un aumento de 11,4 mm Hg. todos los aumentos en este grupo fueron superiores a 6,5 mm Hg. Los participantes restantes experimentaron una caída de 3,8 mm Hg en la presión arterial sistólica al ponerse de pie.

   Los investigadores compararon los factores de riesgo de enfermedad cardíaca, las medidas de laboratorio y la aparición de eventos cardiovasculares importantes (ataque cardíaco, dolor torácico relacionado con el corazón, accidente cerebrovascular, aneurisma de la arteria aórtica, arterias periféricas obstruidas) y enfermedad renal crónica entre los participantes de los dos grupos.

   En algunos análisis, también se observó el desarrollo de fibrilación auricular, una arritmia que es un importante factor de riesgo de accidente cerebrovascular. Los resultados se ajustaron por edad, sexo, antecedentes de enfermedades cardíacas de los padres y varios factores del estilo de vida y medidas tomadas durante la inscripción en el estudio.

   "Los hallazgos sugieren que se debe medir la presión arterial al ponerse de pie para adaptar el tratamiento a los pacientes con presión arterial alta y, potencialmente, se puede considerar un enfoque más agresivo para los cambios en el estilo de vida y la terapia para bajar la presión arterial para las personas con presión arterial elevada", han zanjado los expertos.