Epidemiólogos analizan al primer paciente con malaria infectado en España de los últimos 50 años

Actualizado 08/10/2010 16:33:54 CET

El anterior caso autóctono se detectó en 1961

ZARAGOZA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud y Consumo de Aragón, Luisa Noeno, ha explicado que especialistas en Epidemiología están estudiando cómo se infectó el primer paciente afectado por malaria autóctona en 50 años en España, caso detectado a finales de septiembre en un centro de salud de la provincia de Huesca y confirmado por el Instituto de Salud Carlos III.

El último caso de malaria autóctono se había detectado en España en 1961. El nuevo se ha conocido después de que los médicos decidieran encargar una analítica al no mejorar el cuadro de fiebre y malestar que presentaba el paciente.

Los resultados arrojaron unos recuentos anormales de hematíes y Salud Pública envió una muestra al Instituto Carlos III de Madrid, laboratorio de referencia para toda España en este tipo de enfermedades, que confirmó el diagnóstico, ha informado Heraldo de Aragón.

La consejera ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación, antes de participar en el pleno de las Cortes autonómicas, que "se sabe que la adquirió por picadura de mosquito" porque "siempre se contrae así".

Ahora hay que analizar "cómo llegó hasta allí", "averiguar la cadena" por la "rareza del caso" porque esta persona "no se ha movido de Aragón o, al menos, de España, no había visitado ningún país, donde es una enfermedad que habitual", ha aclarado.

Noeno ha indicado que cada año se detectan casos de malaria en España, pero "de personas que han viajado, de cooperantes o de residentes en otros países que vienen aquí, pero éste no es el caso". Ha agregado que la enfermedad "no entraña ninguna gravedad" y "tiene tratamiento" y de hecho al paciente "ya se le ha aplicado".

La consejera ha manifestado que lo ocurrido confirma que la red de vigilancia epidemiológica "ha funcionado una vez más" y ahora son "los expertos y estudiosos quienes tienen que analizar las posibles causas y todo lo que rodea al caso", una "curiosidad" epidemiológica porque "desde el punto de vista de la salud de las personas no hay un riesgo", ha subrayado.