Publicado 26/05/2020 9:59:34 +02:00CET

La enuresis tiene consecuencias psicológicas en los menores que no puede "subestimarse"

Niño está abrazando a su osito de peluche. De pie junto a la ventana. Día lluvioso. Concepto de soledad y espera
Niño está abrazando a su osito de peluche. De pie junto a la ventana. Día lluvioso. Concepto de soledad y espera - DANIEL JEDZURA KONTAKT@MDFOTOGRAFIA.PL / DANIEL JE

   MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

   El jefe de Urología del Hospital Santa Cristina de Madrid y director del Instituto Urológico Madrileño, el doctor Juan Carlos Ruiz de la Roja, recuerda que en los niños menores orinarse en la cama, es decir padecer enuresis ,tiene consecuencias psicológicas que no puede "subestimarse en ningún caso".

   "El sufrimiento de los niños enuréticos que, en muchos casos, les lleva a evitar actividades propias de su edad como ir a dormir a casa de amigos o familiares, para que su problema no sea conocido", señala con motivo este martes de la celebración del Día Mundial de la Enuresis, un problema médico que afecta en nuestro país al 16% de los niños de 5 años, al 10% de los de 6 años y al 7,5% de los de 10 años de edad1, según datos de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP).

    "La enuresis tiene origen fisiológico en el 90% de los casos y psicológico en tan solo un 10%, pero la realidad es que padecerla puede acarrear consecuencias emocionales y psicológicas al menor que no estamos contemplando en toda su magnitud", añade el experto, que recuerda que, además del sufrimiento que supone para el niño, "también hay que tener en cuenta la repercusión económica que supone a nivel familiar y más en estos momentos de crisis, como es la compra de pañales, cambios de colchón, lavado de sábanas... y que suponen un gasto medio de unos 1.200 euros anuales".

    De hecho, los expertos aseguran que la enuresis puede provocar un impacto negativo en la autoestima. La falta de concienciación de las familias y algunos de los profesionales sanitarios que la tratan, provoca que sea una patología infra diagnosticada e infra tratada, siendo siempre los niños los que sufren las consecuencias emocionales de no tratarse tempranamente.

    "En un momento en el que los menores se han visto sometidos a confinamiento por la pandemia del coronavirus, no pudiendo interactuar con familiares y amigos y han podido sentir incertidumbre e incluso preocupación, aliviar el peso emocional que conlleva la enuresis, hablando con ellos y evitando recriminaciones o castigos, es muy importante", indica el experto.

    Una encuesta realizada por expertos en 2019 reveló que la enuresis es un trastorno poco reconocido y mal entendido por la sociedad y los profesionales de la salud, ya que existen conceptos erróneos asociados a la enfermedad, como, por ejemplo, que la enuresis tiene origen psicológico, cuando la realidad es que tiene una base fisiopatológica multifactorial.