Publicado 20/10/2020 17:08CET

Los enjuagues bucales orales pueden inactivar los coronavirus humanos, según un estudio

Colutorio, enjuague
Colutorio, enjuague - FLICKR// COLIN KNOWLES - Archivo

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Ciertos antisépticos y enjuagues bucales orales pueden tener la capacidad de inactivar los coronavirus humanos, según un estudio de investigación del Colegio de Medicina de Penn State (Estados Unidos). Los resultados, publicados en la revista 'Journal of Medical Virology', indican que algunos de estos productos podrían ser útiles para reducir la carga viral, o la cantidad de virus, en la boca después de la infección y podrían ayudar a reducir la propagación del SARS-CoV-2, el coronavirus que causa el COVID-19.

Los investigadores encontraron que varios de los enjuagues nasales y orales tenían una gran capacidad para neutralizar el coronavirus humano, lo que sugiere que estos productos pueden tener el potencial de reducir la cantidad de virus que se propagan por las personas que son COVID-19-positivo.

Usaron una prueba para replicar la interacción del virus en las cavidades nasales y orales con los enjuagues y los colutorios. Las cavidades nasales y orales son los principales puntos de entrada y transmisión de los coronavirus humanos. Trataron soluciones que contenían una cepa de coronavirus humano, que sirvieron como una alternativa fácilmente disponible y genéticamente similar para el SARS-CoV-2, con las soluciones de champú para bebés, varios enjuagues antisépticos de peróxido y varias marcas de enjuagues bucales.

Permitieron que las soluciones interactuaran con el virus durante 30 segundos, un minuto y dos minutos, antes de diluir las soluciones para evitar una mayor inactivación del virus. Según los investigadores, las envolturas externas del coronavirus humano probado y el SARS-CoV-2 son genéticamente similares, por lo que el equipo de investigación tiene la hipótesis de que una cantidad similar de SARS-CoV-2 puede ser inactivada al exponerse a la solución.

Para medir la cantidad de virus inactivado, los investigadores pusieron las soluciones diluidas en contacto con células humanas cultivadas. Contaron cuántas células permanecieron vivas después de unos días de exposición a la solución viral y usaron ese número para calcular la cantidad de coronavirus humano que se inactivó como resultado de la exposición al enjuague bucal o al enjuague oral que se probó.

La solución de champú para bebés al 1 por ciento, que suelen utilizar los médicos de cabeza y cuello para enjuagar los senos nasales, inactivó más del 99,9 por ciento del coronavirus humano tras un tiempo de contacto de dos minutos. Varios de los productos de enjuague bucal y gárgaras también fueron eficaces para inactivar el virus infeccioso. Muchos inactivaron más del 99,9 por ciento del virus después de solo 30 segundos de tiempo de contacto y algunos inactivaron el 99,99 por ciento del virus después de 30 segundos.

Según los científicos, los resultados de los enjuagues bucales son prometedores y se suman a los hallazgos de un estudio que muestra que ciertos tipos de enjuagues bucales podrían inactivar el SARS-CoV-2 en condiciones experimentales similares. Además de evaluar las soluciones en tiempos de contacto más largos, estudiaron productos de venta libre y enjuagues nasales que no fueron evaluados en el otro estudio. El siguiente paso para ampliar estos resultados es diseñar y llevar a cabo ensayos clínicos que evalúen si productos como los enjuagues bucales pueden reducir eficazmente la carga viral en pacientes con COVID-19 positivo.