Publicado 30/03/2020 11:22:36 +02:00CET

Enfermeros aconsejan dieta saludable y ejercicio en aislamiento para prevenir enfermedades cardiovasculares

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General y los colegios de Enfermería han lanzado una lista de consejos en una infografía y vídeo animado para animar continuar con los hábitos saludables nutricionales y de movimiento durante el tiempo que se prolongue el estado de alarma y el confinamiento, con el objetivo de prevenir posibles enfermedades cardiovasculares futuras producto del escaso ejercicio y la mala alimentación.

Establecer pautas, llevar una lista de la compra al supermercado y realizar ejercicios son algunas de las recomendaciones para toda la población que se encuentra estos días encerrada en su casa para luchar contra el coronavirus.

"Los enfermeros tenemos un papel fundamental a la hora de dar educación para la salud a los ciudadanos. La alimentación y el ejercicio son dos pilares básicos para llevar una vida sana y en estos momentos de crisis debemos estar acompañando y enseñando a la población", resalta su presidente, Florentino Pérez Raya.

Alejandro Blanco, enfermero experto en Enfermería del Deporte, puntualiza que hay que diferenciar entre actividad física (tareas que se hacen cotidianamente como recoger, hacer la cama, limpiar, etc.) y ejercicio físico, que debe ser programado. "Lo más importante es hacerse un plan e intentar crear una rutina. Es decir, planificar hacer ciertos ejercicios para tener un beneficio en mi movilidad o conseguir un incremento de la salud musculoesquelética", explica.

Marilourdes de Torres, también coordinadora del comité científico de la Asociación de Enfermeras de Nutrición y Dietética (Adenyd), pone como primera condición para una buena alimentación "hacerse un plan de actividad, con unas horas para comer y conseguir así un plan de vida durante el encierro".

En este sentido, a la hora de ir al supermercado a hacer la compra, es importante llevar una lista con los productos que hay que conseguir. "Esta lista debe tener fruta, hortalizas, pasta, arroz, patatas, huevos, legumbres, pescado, carne (fundamentalmente carne blanca y la carne roja una o dos veces por semana) frutos secos, aceite de oliva y lácteos -como yogures y leche- porque, además de ser saciantes, aportan una proteína de alto valor biológico".

Asimismo, hay algunas técnicas para intentar pasar el confinamiento de la manera más sana posible, sustituyendo el picoteo de snacks por alimentos más saludables. "Se puede comprar una piña y hacerla taquitos, tiene vitamina C y antioxidantes, que quitan la ansiedad, además de la bromelina que contiene, que es una buena luchadora contra la acumulación de grasa. También se puede comer manzana o zanahorias en taquitos. Todas estas frutas o cualquier otra que se nos ocurra, además de servir de picoteo, nos aportan vitaminas y fibra. Así, en vez de comer snacks ultraprocesados y cargados de grasas saturadas, comemos salud. Con la fruta tienes una sensación saciante que te quita la ansiedad y a la vez aporta nutrientes, pero pocas calorías", puntualiza la enfermera.

Por su parte, Alejandro Blanco recomienda que, durante este periodo de tiempo, en vez de hacer una sola sesión de ejercicio, se parta en dos, una por la mañana y otra por la tarde; por ejemplo, de 11 a 11.30 una vez y de 19 a 19.30 otra. "Si no se programa, no se va a hacer. Es fundamental combinar esto con la alimentación. No debemos descuidar la ingesta de proteínas porque son las que hacen que el músculo funcione", destaca.

Para leer más