Publicado 27/01/2021 17:48CET

Las enfermedades del corazón siguen siendo la principal causa de muerte en todo el mundo y aumentarán por el covid

Corazón.
Corazón. - PIXABAY - Archivo

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las enfermedades del corazón siguen siendo la principal causa de muerte en todo el mundo, según las estadísticas sobre enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares de la Asociación Americana del Corazón, publicadas este miércoles en la revista científica 'Circulation'.

A nivel mundial, casi 18,6 millones de personas murieron de enfermedades cardiovasculares en 2019, el último año para el que se calculan las estadísticas mundiales. Eso refleja un aumento del 17,1 por ciento en la última década. Hubo más de 523,2 millones de casos de enfermedades cardiovasculares en 2019, un aumento del 26,6 por ciento en comparación con 2010.

En su informe, estos expertos predicen que la carga mundial de enfermedades cardiovasculares crecerá exponencialmente en los próximos años a medida que evolucionen los efectos a largo plazo de la actual pandemia de COVID-19.

"La COVID-19 se ha cobrado un gran número de vidas humanas en todo el mundo y va camino de convertirse en una de las tres o cinco principales causas de muerte en 2020. Sin embargo, su influencia tendrá un impacto directo e indirecto en las tasas de prevalencia de enfermedades cardiovasculares y en las muertes durante los próximos años. La ciencia está demostrando que el coronavirus puede causar daños en el corazón. Y lo que es más importante, también sabemos que la gente ha retrasado la atención de los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares, lo que puede dar lugar a peores resultados", explica Salim S. Virani, presidente del comité de redacción de la actualización estadística de 2021 y profesor asociado de cardiología y de las secciones de investigación cardiovascular del Baylor College of Medicine en Houston (Estados Unidos).

La novedad del informe de este año es un capítulo dedicado a los resultados adversos del embarazo, que se sabe que aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares en las madres y sus bebés. Las complicaciones del embarazo, como los trastornos hipertensivos, la diabetes gestacional, los partos prematuros y los partos pequeños para la edad gestacional, se producen en el 10 por ciento al 20 por ciento de todos los embarazos.