Actualizado 14/12/2010 18:59 CET

Un fármaco experimental de Roche permite la desaparición del 45,8% de los tumores mamarios HER2 positivos

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un anticuerpo monoclonal de Roche todavía en investigación puede contribuir aumentar las posibilidades de curación del cáncer de mama HER2 positivo, ya que consigue la desaparición completa del tumor en la mama en el 45,8 por ciento de las pacientes cuando se usa antes de la cirugía en combinación con quimioterapia y otra terapia biológica.

Así se desprende de los últimos datos presentados en la última reunión sobre cáncer de mama celebrada en San Antonio (Estados Unidos), pertenecientes al estudio en fase II realizado con pertuzumab, una terapia todavía experimental que actúa contra los inhibidores de la unión del HER2 con otros receptores de la familia HER, que desempeña un importante papel en el crecimiento y la formación de varias clases de tumores.

De este modo, se probó la eficacia de combinar este nuevo fármaco con otro anticuerpo monoclonal, trastuzumab, ya en el mercado bajo el nombre de 'Herceptin', más la quimioterapia (docetaxel), consiguiendo una desaparición completa del tumor en la mama en el 45,8 por ciento de las pacientes, y en axila y mama en el 40 por ciento.

Según ha explicado la jefa del Servicio de Hematología y Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario de Valencia, Ana Lluch, que participó en dicho estudio, esta combinación supone un beneficio superior respecto a la misma pauta pero sin pertuzumab, que logra eliminar el tumor de la mama en el 29 por ciento de los casos.

Además, en estas pacientes en las que se consiguió la desaparición completa las posibilidades de curación son de hasta un 90 por ciento después de siete meses, de ahí que haya que "diferenciar este subgrupo de pacientes que pueden curarse de manera más precoz".

Los resultados del estudio han mostrado también como un porcentaje de las pacientes (17,7%) consiguió asimismo la desaparición del tumor en mama y axila únicamente con la combinación de los dos anticuerpos monoclonales.

"Es un dato muy relevante", comenta la doctora Lluch, porque "significa que hay un subgrupo de mujeres a las que les bastaría el uso de ambos biológicos para conseguir la curación. Identificarlas supondría poder ahorrarles el tratamiento con quimioterapia".

A partir de estos resultados, Roche tiene previsto el año que viene iniciar un estudio fase III en cáncer de mama HER2 positivo en adyuvancia (tras cirugía). Asimismo, a finales de ese año se esperan los resultados de otro estudio fase III que evalúe la eficacia y el perfil de seguridad de la combinación (pertuzumab, trastuzumab y quimioterapia) como tratamiento de primera línea en pacientes con cáncer de mama HER2 positivo avanzado.