Ejercicio y alimentación equilibrada disminuyen las secuelas de los tratamientos del cáncer de próstata

Abuelo, anciano
PIXABAY - Archivo
Publicado 21/11/2018 11:54:30CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un estudio elaborado por la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) y dado a conocer con motivo de la campaña 'Movember', ha apuntado que una vida activa con ejercicio diario y una alimentación equilibrada para mantener el peso, la tensión arterial, el colesterol y el azúcar dentro de los valores adecuados disminuyen muchas de las secuelas que pueden surgir con los tratamientos farmacológicos del cáncer de próstata.

Así lo ha precisado el miembro del servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Cruces de Barakaldo, el doctor Alfonso Gómez, que ha puntualizado que "el tratamiento prolongado con hormonas puede incrementar el riesgo de sufrir osteoporosis y que ésta incremente el riesgo de fracturas". En este sentido, ha instado a "revisar y tratar los niveles de calcio y vitamina D, además de la salud de los huesos de estos pacientes".

El análisis de la SEOR también se ha ocupado del pronóstico de la enfermedad. En las fases localizadas de la enfermedad, las más habituales desde que se inició el cribado poblacional con el antígeno prostático específico, "la supervivencia es excelente", manifiesta el trabajo.

El 95 por ciento de los pacientes se detectan en fases tempranas de la enfermedad y menos del 10 por ciento morirán por cáncer de próstata en los primeros 10 años después de su diagnóstico. Sin embargo, en los pacientes en los que la enfermedad se detecta en fases más avanzadas, se debe poner en marcha una combinación de distintos tratamientos para conseguir tasas aceptables de supervivencia en los primeros 10 a 15 años.

La incidencia del cáncer de próstata en España, ajustada a la población estándar europea, ha pasado de 54,1 por 100.000 habitantes en el período 1993-1997 a 96,4 en el período 2003-2007. Es el segundo cáncer más frecuente en los hombres en Europa y España y por su causa fallecen más de 5.000 hombres anualmente en el territorio español. "Tenemos mucho que hacer para disminuir al máximo estos números", ha indicado el doctor Gómez.

REDUCCIÓN DE LA MORTALIDAD

"Las cosas han cambiado mucho en los últimos años", ha explicado el experto. En pacientes con fases avanzadas de la enfermedad, metástasis, "tenemos actualmente varias alternativas que han demostrado influir de forma significativa en la supervivencia de los pacientes. Un tratamiento de quimioterapia, dos fármacos que se administran de forma oral y un fármaco algo más especial, denominado radiofármaco", ha agregado el doctor Gómez.

Por otro lado, en pacientes en los que el tratamiento hormonal convencional ya no está funcionando pero aún no han desarrollado metástasis "han entrado en escena también fármacos orales con excelente tolerancia y que mejoran el pronóstico de la enfermedad y mantienen a los pacientes sin metástasis y con la enfermedad controlada mayor tiempo", ha señalado el experto.

Por último, el doctor Gómez ha concluido que "recientemente se ha demostrado que el tratamiento con radioterapia de la próstata, puede tener un impacto favorable en la supervivencia de aquellos de un subgrupo de pacientes en los que en el momento del diagnóstico tienen metástasis a distancia".

Para leer más