Recomiendan el Tai Chi para prevenir las caídas de los mayores

Actualizado 13/01/2011 16:19:45 CET

Es útil para entrenar el equilibrio, la manera de andar y la fuerza

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Tai Chi podría ser un buen método para prevenir las caídas entre los mayores, según la primera actualización de las guías para prevenir estos accidentes que realizan desde 2001 la Sociedad Americana de Geriatría y la Sociedad Británica de Geriatría. Estos consejos se publican este jueves en 'Journal of the American Geriatrics Society'.

Las nuevas recomendaciones de intervención consideran que ejercicios como el Tai Chi o la fisioterapia sirven para entrenar el equilibrio, la manera de andar y la fuerza, que evita estas caídas.

Piden también realizar adaptaciones del entorno que reduzcan el riesgo de caídas en casa y en los entornos donde se desarrolla la actividad diaria y aconsejan centrarse en elevar la presión sanguínea baja y controlar el ritmo cardíaco, además de sus posibles anomalías.

Aconsejan operar las cataratas, cuando sea necesario, y reducir la medicación sin tener en cuenta el número de fármacos prescrito --en 2001 se recomendó esto sólo para los mayores que tomaban al menos cuatro medicamentos--, prestando especial atención a la medicación que afecta al cerebro, como los somníferos y los antidepresivos.

Estas recomendaciones fueron recopiladas por un panel que engloba a miembros de grupos de expertos anteriores y nuevos miembros conocedores de esta problemática, con experiencia y con publicaciones sobre prevención de caídas y cuidado de mayores.

UN PROBLEMA TAN SERIO COMO EL ATAQUE AL CORAZÓN

Están basadas en una revisión sistemática de ensayos controlados sobre intervenciones para la prevención de caídas, que incluye meta-análisis, revisiones sistemáticas de la literatura disponible sobre este tema, ensayos randomizados controlados y estudios de cohortes publicados entre mayo de 2001 y abril de 2008.

Estos expertos revisaron los estudios RCT publicados entre abril de 2008 y julio de 2009 y concluyeron que la evidencia adicional no cambia la lista de evidencias o la guía de recomendaciones.

Según la doctora Mary Tinetti, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, miembro de este grupo de expertos, "las caídas son uno de los problemas de salud más comunes que presentan los mayores y es causa común de pérdida de la independencia funcional".

"Dadas sus consecuencias y su frecuencia, las caídas son un problema de salud para los mayores tan serio como los ataques al corazón o los ictus", ha dicho.

Las guías ahora establecen que los médicos y el resto de profesionales de la sanidad deben determinar si sus pacientes más mayores corren el riesgo de caer preguntándoles si se han caído recientemente o si se notan inestables cuando caminan.

DETECTAR PROBLEMAS DE FUERZA O EQUILIBRIO

Si es así, deben buscar la presencia de problemas conocidos, como la debilidad muscular, un equilibrio deficiente o un descenso excesivo de la presión sanguínea que se produzca al estar de pie.

Cuando se detectan estos problemas, los mayores deben recibir las intervenciones descritas en las guías. Si no hay evidencias de problemas en el andar o caídas recurrentes, no requerirán una valoración del riesgo.

"Hemos visto que los ensayos más efectivos para prevenir caídas entre los mayores necesitan de múltiples intervenciones en lugar de centrarse sólo en una", dice Tinetti.

"Anteriores estudios habían indicado que es más eficaz focalizarse en una sola intervención pero, porque miramos no sólo a las recomendaciones que dimos, sino también a las que se llevaron a cabo, estamos seguros de que las intervenciones multifactoriales son la mejor vía de acción", añade.

"Existen recientes evidencias de que las tasas de heridas serias por caídas, como las fracturas de cadera, están descendiendo de forma modesta en áreas en las que la prevención de las caídas se integra en la práctica clínica. Realizando prevención de caídas como parte del cuidado clínico de los mayores se puede dar continuidad a esta tendencia", concluye.