EE.UU.- Un gusano común en los laboratorios podría ayudar al estudio de las infecciones en humanos

Actualizado 26/01/2011 10:51:59 CET

(((Noticia embargada hasta las 23:00 horas de hoy)))

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad de Washington en Saint Louis (Estados Unidos), el Instituto Jacques Monod en Francia y la Universidad de Cambridge en Reino Unido han descubierto que el nematodo 'C. Elegans', un gusano de un milímetro de largo utilizado ampliamente durante décadas para estudiar muchos aspectos de la biología, también puede ser infectado de forma natural por virus.

El descubrimiento, que se publica en la revista 'PLoS Biology', significa que C. Elegans probablemente ayudará a los científicos a estudiar la forma en la que virus y organismos infectados interactúan.

Según explica David Wang, de la universidad estadounidense y responsable del estudio, "podemos fácilmente desactivar cualquier gen del C. Elegans, presentar al gusano un virus y ver si esto empeora la infección, la mejora o no tiene efecto. Si esto cambia la respuesta del gusano a la infección, examinaríamos si existen genes similares en humanos y otros mamíferos".

Wang indica que varios aspectos fundamentales de la biología humana, incluyendo la capacidad de las células para autodestruirse para evitar el cáncer, y la interferencia de ARN, un importante proceso para regular cómo se utilizan los genes para hacer proteínas, fueron identificados primero en el C. elegans y más tarde confirmada su presencia en los humanos.

Marie-Anne Felix, investigadora del Instituto Monod, comenzó el estudio al recopilar C. elegans de fruta pasada en orquídeas francesas. Felix descubrió que algunos gusanos parecían enfermos, pero el tratamiento con antibióticos no pudo curarlos. Después, la investigadora repitió un experimento clásico de biología que le condujo al descubrimiento de los virus.

Wang está especializado en la identificación de virus nuevos y descubrió que los gusanos habían estado sufriendo infecciones de dos virus relacionados con el nodavirus, una clase de virus que infectan a insectos y peces, aunque no se han descubierto en infecciones humanas. Las pruebas mostraron que uno de los nuevos virus puede infectar la variedad de C. elegans más utilizada en investigación.

"Los organismos modelo son esenciales para avanzar en biología y estamos ansiosos por ver lo que C. elegans puede enseñarnos sobre la forma en la que interactúan los organismos infectados y los virus", concluye Wang.