Un estudio muestra que los padres homosexuales, y sus hijos, aún están estigmatizados estructuralmente

Bandera arcoíris del colectivo LGTBI en una manifestación
PIXABAY - Archivo
Actualizado 16/01/2019 15:48:59 CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

A pesar del avance legal y social que ha experimentado la comunicad homosexual en los últimos años, la mayoría de los padres homosexuales, y sus hijos, continúan experimentando un estigma con efectos físicos y psicológicos potencialmente dañinos, según un estudio realizado por la Universidad de Vermont (EEUU).

Los participantes del estudio, que será publicado en la revista 'Pediatrics' en el mes de febrero, citaron específicamente el estigma estructural, como las leyes estatales y las creencias de las comunidades religiosas, que afectan a sus experiencias en múltiples contextos sociales.

Los investigadores analizaron respuestas de encuestas anónimas en línea de 732 padres homosexuales de 1.316 niños, de 47 Estados. Entre las preguntas que se hicieron a los participantes estaba si los padres y/o sus hijos se habián sentido "incómodos, excluidos, avergonzados, lastimados o desagradables" en varios contextos sociales. Casi dos tercios de los padres que respondieron (63,5%) informaron que habían experimentado un estigma en el último año.

La mayoría del estigma ocurrió en ambientes religiosos (reportado por el 34,8% de los padres), mientras que aproximadamente una cuarta parte de los encuestados reportaron haber experimentado estigma en el último año por parte de familiares, vecinos, amigos homosexuales o proveedores de servicios, tales como camareros y vendedores. Asimismo, casi el 19 por ciento de los padres informaron que sus hijos habían evitado las actividades con amigos por temor a encontrarse con el estigma.

"Los resultados del estudio son importantes porque resaltan que si bien se ha avanzado mucho en cuanto a las experiencias de los padres homosexuales, encontramos que ellos y sus hijos aún están experimentando un estigma potencialmente dañino en una variedad de contextos sociales", ha señalado Sean Hurley, profesor asociado de la Facultad de Educación y Servicios Sociales de la Universidad de Vermont.

Para estas familias, la presencia de leyes y políticas que apoyan a las poblaciones LGBT en los Estados donde viven redujo la experiencia del estigma. Investigaciones anteriores han demostrado que la cantidad de apoyo comunitario brindado a los miembros de minorías sexuales está relacionada con el bienestar de adolescentes, adultos y niños con lesbianas o padres homosexuales lesbianas y gays, y afecta las tasas de suicidio y trastornos psiquiátricos.

Los autores de este estudio alentaron a los pediatras que cuidan a los niños y a sus padres homosexuales a tener discusiones con estas familias sobre experiencias potencialmente estigmatizantes para ayudarles a aprender estrategias para contrarrestar sus efectos dañinos. Los investigadores están de acuerdo en que los pediatras, como líderes en sus comunidades, también tienen la oportunidad de ayudar a oponerse a la discriminación en las instituciones religiosas y otras instituciones de la comunidad.