EE.UU.- Un estudio demuestra que la píldora anticonceptiva no provoca aumento de peso

Actualizado 21/01/2011 18:22:40 CET

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon, en Estados Unidos, aseguran que la píldora anticonceptiva provoca un aumento de peso de las mujeres que la consumen, según los resultados de una investigación que publica en su último número la revista 'Human Reproduction'.

Con este estudio, sus autores trataban de dar validez a una creencia generalizada entre muchas mujeres que, sin embargo, hasta ahora no estaba fundamentada en ninguna evidencia que corroborase la relación entre el consumo de estos anticonceptivos y el aumento de peso.

De este modo, un equipo liderado por la ginecóloga Judy Cameron inició un estudio con un grupo de macacos 'Rhesus', ya que su sistema reproductivo es casi idéntico al humano, al tiempo que les permitía controlar y medir más variables, como el consumo de alimentos y la actividad física.

La mitad de los animales eran obesos y la mitad tenían peso normal, y durante el tratamiento anticonceptivo de ocho meses se les suministraron dosis de anticonceptivos orales similares a las dosis que se recetan a las mujeres.

En este periodo, además, los investigadores siguieron un registro de su peso corporal, consumo de alimentos, niveles de actividad, grasa corporal y masa muscular.

Los resultados mostraron que el grupo de peso normal siguió manteniendo un peso estable, pero el grupo de animales obesos perdió una cantidad significativa de peso (8,5%) y un porcentaje de grasa (12%) debido a un aumento en el metabolismo basal (el gasto diario de energía).

Asimismo, según explican los científicos en la BBC, en declaraciones recogidas por Europa Press, no observaron cambios en el consumo de alimentos, la actividad o la masa muscular en ninguno de los dos grupos.

Tal como señala la doctora Cameron, estos resultados revelan que la píldora no sólo no provoca un incremento de peso sino podría ayudar a mujeres con sobrepeso a bajar algunos kilos adicionales. "Las preocupaciones sobre el aumento de peso con la píldora parecen estar más basadas en ficción que en hechos", asegura.

Del mismo modo, según añade, "quizás podría haber una influencia diferencial dependiendo del peso que se tenga al comienzo del tratamiento", ya que las mujeres con más peso que mantengan una dieta estable podrían incluso perder peso.

La investigadora está de acuerdo en que estos resultados deben ahora confirmarse en humanos, pero asegura que "las mujeres no deben estar tan preocupadas por el uso de la píldora como se han mostrado hasta ahora".