Actualizado 19/02/2010 19:17:10 +00:00 CET

EE.UU.- Un estudio con delfines permite desvelar claves genéticas para el tratamiento de la diabetes

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Fundación Nacional de Mamíferos Marinos de Estados Unidos (NMMF, en sus siglas en inglés) han llevado a cabo un estudio en delfines cuyos resultados pueden servir de pista a la hora de encontrar nuevos tratamientos para la diabetes tipo 2 en humanos, después de haber comprobado similitudes genéticas entre este mamífero y los afectados por esta enfermedad.

En concreto, y según los resultados presentados en el congreso anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS, en sus siglas en inglés) que se celebra estos días en San Diego (Estados Unidos), han detectado que el delfín mular o 'Tursiops truncatus' es resistente a la insulina al igual que los diabéticos tipo 2.

Los investigadores creen que este mecanismo de resistencia está provocado por la dieta rica en peces de altos niveles de proteína y poca azúcar que llevan estos cetáceos, aunque el siguiente paso va a ser encontrar un mecanismo equivalente al ser humano.

En esta investigación, se tomaron muestras de sangre de los delfines, a los que se les entrenó para comer durante el día y ayunar por la noche, observando que "los cambios químicos de su sangre por la noche eran iguales que los de la sangre de los diabéticos", explicó en declaraciones a la BBC, recogidas por Europa Press, la directora de Medicina veterinaria de la fundación Stephanie Venn-Watson.

"Algunas personas con diabetes consumen una dieta alta en proteínas para ayudar a controlar su enfermedad, mientras que los delfines parecen haber desarrollado un estado similar a la diabetes para poder consumir una dieta alta en proteínas", explicó esta experta.

Sin embargo, mientras que para los humanos la resistencia a la insulina les impide controlar los niveles de insulina en sangre, en el caso de los delfines "parece ofrecerles una ventaja".

Según su teoría, este mecanismo de activación permite a los delfines simular un estado de diabetes cuando ayunan, lo que les ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre elevados sin sufrir efectos secundarios. Por contra, cuando los animales toman su desayuno, simplemente vuelven a su estado normal sin diabetes.

SIGUIENTE PASO: ANALIZAR EL GENOMA DEL DELFÍN

Tras este hallazgo, y como ya ha sido secuenciado el genoma del delfín, los científicos esperan comparar los genes del cetáceo con los del ser humano para tratar de encontrar un mecanismo semejante en éste último. Según la doctora Venn-Watson, "la diferencia fundamental hasta ahora es que los delfines son capaces de encender y apagar este mecanismo de resistencia a la insulina, y los humanos no".

Por ello, de conseguir descubrir el mecanismo que les permite manejar esta resistencia se podrán descubrir "formas nuevas de prevenir, tratar y quizás hasta curar la diabetes en humanos", admitió la investigadora.