Actualizado 09/05/2011 20:25 CET

Algunos traumas ortopédicos también pueden causar estrés postraumático

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de la Universidad de Brown en Providence, Estados Unidos, asegura que el estrés postraumático, generalmente asociado a militares excombatientes, también puede afectar a la población civil, sobre todo a aquellas personas que experimentan un evento traumático con daños físicos, como una lesión ortopédica.

Así se desprende de las conclusiones de un artículo publicado en el último número del 'Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons' (JAAOS), en el que muestran como entre el 20 y el 50 por ciento de afectados por este tipo de trastornos han padecido una lesión ortopédica.

"Se produce con una frecuencia significativa en pacientes que sufren una lesión ortopédica, y puede afectar tanto a su recuperación emocional, física y funcional", explica el doctor Daniel Aaron, autor de esta investigación.

Según asegura este experto, el estrés postraumático está provocado por cualquier lesión musculoesquelética "significativa" provocada por un accidente de tráfico, una herida con un arma de fuego o una caída en altura, si bien no se asocia a un tipo específico de fractura o lesión.

Entre los síntomas más frecuentes, estos pacientes sufren pesadillas, flashbacks y recuerdos intrusivos, ira, irritabilidad, problemas de concentración e insomnio.

De este modo, Aaron y su equipo reconocen que dicho trastorno afecta al paciente a la hora de realizar simples tareas domésticas, lo que ralentiza su rehabilitación.

Aunque no existe un protocolo de prevención definido, este experto reconoce que la terapia con un psiquiatra o psicólogo puede ayudar, así como el uso de ciertos medicamentos, como antidepresivos y ansiolíticos.

Asimismo, añade, el diagnóstico precoz de los síntomas mejora las posibilidades de evitar el empeoramiento de estos pacientes, de ahí que advierten de tener en cuenta la posible de presencia de dicho trastorno en caso de lesión grave.

"La identificación de pacientes de riesgo es un primer e importante paso para prevenir los efectos nocivos de este trastorno", ha explicado.