La edad y las dificultades respiratorias elevan el riesgo de propagación del virus Nipah

Posibles casos del virus Nipah en India
REUTERS - Archivo
Publicado 09/05/2019 7:31:42CET

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha identificado al virus Nipah, un paramixovirus transmitido por el murciélago en todo el sur y sureste de Asia, como una enfermedad infecciosa emergente que puede causar epidemias graves en un futuro próximo. Las infecciones en los seres humanos generan enfermedades respiratorias y neurológicas graves con una alta mortalidad. Sin ningún tratamiento o vacuna disponible, el control de los brotes del virus Nipah debe basarse en una comprensión detallada de los factores que pueden facilitar la transmisión entre humanos. Ahora un estudio revela que la edad y las dificultades respiratorias aumentan el riesgo de propagación de la enfermedad.

Investigadores del Instituto Pasteur, el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés) de Francia y de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, en Estados Unidos, trabajaron con colegas del Centro Internacional de Investigación de Enfermedades Diarreicas, Bangladesh, el Instituto de Epidemiología, Investigación y Control de Enfermedades (IEDCR, por sus siglas en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos para estudiaron la dinámica de transmisión del virus Nipah durante los últimos 14 años de investigaciones de brotes en Bangladesh, el país que ha informado el mayor número de casos.

El estudio demostró, en particular, que los casos de adultos con síntomas respiratorios transmitían el virus a más personas que otros casos y, por lo tanto, podrían ser objeto de intervenciones cuando el aislamiento de todos los casos sospechosos de Nipah no es posible. Esta investigación, cuyos resultados se publican en la revista científica 'NEJM', abre el camino a medidas de control más eficientes.

El virus Nipah es un paramixovirus transmitido por el murciélago que se encuentra en todo el sur y sureste de Asia. Con una mortalidad inferior al 70 por ciento y sin tratamiento o vacunas disponibles, la Organización Mundial de la Salud identificó al virus Nipah como una patología infecciosa emergente que puede causar epidemias importantes si el patógeno evoluciona para ser más transmisible, lo que llevó a la organización a priorizar la investigación para prevenir futuras emergencias sanitarias.

En ausencia de tratamientos o vacunas eficaces, la única forma de controlar los brotes del virus Nipah es a través de intervenciones dirigidas que limiten las oportunidades de propagación. Sin embargo, diseñar tales intervenciones es un desafío en un contexto donde los mecanismos de transmisión siguen siendo poco conocidos. Por lo tanto, se necesita con urgencia información adicional sobre los mecanismos de transmisión persona a persona del virus Nipah.

LAS SECRECIONES RESPIRATORIAS, IMPORTANTES EN EL CONTAGIO

Para desentrañar los impulsores de la transmisión persona a persona del virus Nipah, los investigadores de este estudio evaluaron las características de todos los casos de Nipah y se identificaron más de 2.000 de sus contactos durante los últimos 14 años de investigaciones de brotes en Bangladesh, el país que informó del mayor número de casos.

El estudio mostró que, en particular, los casos de adultos con síntomas respiratorios transmitían el virus a más individuos que otros casos, y, por lo tanto, podrían ser objeto de intervenciones cuando el aislamiento de todos los casos sospechosos de Nipah no es posible. Además, los contactos expuestos a fluidos corporales, incluidas las secreciones respiratorias, tenían más probabilidades de infectarse que otros, lo que concuerda con un papel importante de las secreciones respiratorias en la transmisión de persona a persona del virus Nipah.

El estudio mostró además que los cónyuges de los casos y los contactos con una larga exposición (a menudo los cuidadores) presentaban más probabilidades de infectarse y, por lo tanto, deberían ser el foco de las medidas de protección.

"La preparación para la epidemia y la capacidad de detener la transmisión de manera eficiente durante un brote solo pueden lograrse mediante una comprensión detallada de los factores que impulsan la transmisión de Nipah", afirma el autor principal del estudio, Simon Cauchemez, jefe de la Unidad de Modelización Matemática de Enfermedades Infecciosas del Institut Pasteur. Señala que las investigaciones detalladas sobre brotes llevadas a cabo durante la última década por los colegas del Centro Internacional de Investigación de Enfermedades Diarreicas y IEDCR en Bangladesh han permitido responder preguntas clave sobre la transmisión del virus entre humanos.

El riesgo de transmisión del virus Nipah depende de las características del caso, como la edad o el tipo de síntomas. Según señala Birgit Nikolay, autor del trabajo, "los resultados de este estudio ayudan a identificar a los pacientes que deben recibir intervenciones como medidas de aislamiento si los recursos son insuficientes para cubrir todos los casos sospechosos de Nipah. Esto puede ayudar a controlar mejor la propagación del virus durante grandes brotes".

A pesar de estas ideas importantes, siguen existiendo lagunas en la comprensión de la transmisión de persona a persona del virus Nipah. Las investigaciones futuras deberían centrarse en analizar cómo se propaga el virus en el cuerpo humano y refinar los criterios para identificar posibles esparcidores de Nipah. También se planea realizar más trabajos para comprender mejor cuándo y dónde se produce la transmisión en los murciélagos para ayudar a predecir los efectos colaterales en las poblaciones humanas.

Contador