Publicado 30/10/2020 14:17CET

La edad y las condiciones preexistentes aumentan el riesgo de ictus en el COVID-19

Imagen de los nuevos boxes de la UCi de Lorca
Imagen de los nuevos boxes de la UCi de Lorca - ÁREA DE SALUD III

   MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La edad y las condiciones preexistentes aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular en el COVID-19, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores del Grupo de Investigación de Accidentes Cerebrovasculares de la Universidad de Cambridge y que ha sido publicado en el 'International Journal of Stroke'.

   En total, los investigadores analizaron 61 estudios, que cubrieron a más de 100.000 pacientes ingresados por Covid-19 en el hospital, observando que el accidente cerebrovascular se produjo en 14 de cada 1.000 casos. La manifestación más común fue el ictus isquémico agudo, que se presentó en poco más de 12 de cada 1.000 casos, mientras que la hemorragia cerebral fue menos común, ocurriendo en 1.6 de cada 1.000 casos.

   Asimismo, los pacientes con COVID-19 que desarrollaron un accidente cerebrovascular fueron en promedio (mediana) 4,8 años mayores que los que no lo hicieron. Los pacientes con COVID-19 que experimentaron un accidente cerebrovascular eran en promedio (mediana) seis años más jóvenes que los pacientes con accidente cerebrovascular sin COVID-19. No hubo diferencias de sexo ni diferencias significativas en las tasas de fumadores frente a no fumadores.

   Las condiciones preexistentes también aumentaron el riesgo de accidente cerebrovascular. Los pacientes con presión arterial alta tenían más probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular que los pacientes con presión arterial normal, mientras que tanto la diabetes como la enfermedad de las arterias coronarias también aumentaban el riesgo. Los pacientes que tenían una infección más grave con SARSCoV2, el coronavirus que causa Covid-19, también tenían más probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.

   Los investigadores encontraron que los accidentes cerebrovasculares asociados con COVID-19 a menudo seguían un patrón característico, con un accidente cerebrovascular causado por el bloqueo de una arteria cerebral grande y las imágenes del cerebro que mostraban accidentes cerebrovasculares en más de un territorio arterial cerebral.

   Este patrón, a juicio de los expertos, sugiere que la trombosis cerebral y/o el tromboembolismo son factores importantes que causan un accidente cerebrovascular en Covid-19. Los accidentes cerebrovasculares asociados a COVID-19 también fueron más graves y tuvieron una alta mortalidad.

Contador