El ECDC informa de 300 casos de 'Salmonella Mbandaka' notificados en la UE/EEE desde septiembre de 2021

Archivo - Bacteria salmonella, salmonela
Archivo - Bacteria salmonella, salmonela - CDC PUBLIC HEALTH IMAGE LIBRARY (NIAID) - Archivo
Publicado: jueves, 21 marzo 2024 18:38

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) ha informado de 'Salmonella Mbandaka' ST413 en Estonia (3), Finlandia (98), Francia (16), Alemania (2), Irlanda (7), Países Bajos (1) y Reino Unido (173).

De los 300 casos, veintitrés fueron hospitalizados, seis presentaron septicemia y uno falleció en el Reino Unido, lo que indica que este brote de salmonelosis es de gravedad moderada.

En noviembre de 2022, cuando se publicó la primera Evaluación Rápida de Brotes, los productos de pollo listos para el consumo y/o la carne de pollo fresca fueron señalados como probables vehículos de infecciones de casos en Finlandia y el Reino Unido.

Las investigaciones posteriores de las autoridades de seguridad alimentaria de Estonia, Finlandia y los Países Bajos, y el intercambio de información genómica de los alimentos con la EFSA en 2024 identificaron la contaminación con la cepa del brote en filete de pechuga de pollo congelado cocido al vapor producido en Ucrania.

Los lotes contaminados habían sido importados por operadores de fuera de la UE y distribuidos en los mercados de la UE/EEE y Reino Unido. La vida útil de la carne de pollo congelada contaminada expiró en noviembre y diciembre de 2023. Los casos más recientes se detectaron en Finlandia en octubre de 2023 y en el Reino Unido en febrero de 2024.

Suponiendo que los lotes contaminados identificados ya no están en el mercado, y dadas las fechas de caducidad y las medidas de control aplicadas, la probabilidad de que se produzcan nuevas infecciones con la cepa del brote procedente de estos lotes es baja.

Sin embargo, a pesar de la aplicación de las medidas de control, siguieron produciéndose casos a lo largo de 2023 en la UE/EEE y a principios de 2024 en el Reino Unido, lo que sugiere la existencia de vías de exposición no detectadas, que requieren más investigación y suponen un riesgo continuado, aunque reducido, de nuevas infecciones.

Contador