Publicado 15/04/2021 10:59CET

La dotación epigenética de cada persona influye en la severidad del Covid-19

Archivo - El director del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, Manel Esteller
Archivo - El director del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, Manel Esteller - FUNDACIÓN JOSEP CARRERAS - Archivo

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

La dotación epigenética de cada persona influye en la severidad de la enfermedad Covid-19, según ha puesto de manifiesto un estudio liderado por el director del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, Manel Esteller, y la jefa del Grupo de Enfermedades Neurometabólicas del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), Aurora Pujol.

"Debido al elevado número de personas infectadas por el virus que han saturado todos los sistemas sanitarios del mundo, estaría bien tener formas de predecir con antelación si la infección por el virus en un determinado individuo requerirá hospitalización o simplemente puede ser controlada de forma ambulatoria", ha dicho el doctor Esteller.

Y es que, prosigue, se sabe que la edad avanzada y la coexistencia de otras patologías (cardiovasculares, obesidad, diabetes, defectos inmunes) se asocian a una mayor gravedad de la infección, si bien no se conoce qué sucede con el resto de la población que también llega a la UCI sin estos factores.

Por este motivo, los investigadores, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista 'EBiomedicine', estudiaron a más de 400 personas que habían dado positivo para el test de Covid-19, y que no pertenecían a ninguno de estos grupos de riesgo. Analizaron su material genético en función de si no habían tenido síntomas o fueron muy leves, o si, en cambio, habían sido ingresados en el hospital requiriendo asistencia respiratoria.

"Encontramos que existían variaciones epigenéticas, en los interruptores químicos que regulan la actividad del ADN, en los positivos por el virus que desarrollaban un Covid-19 grave. Estas modificaciones suceden principalmente en genes asociados con una excesiva respuesta inflamatoria y en genes que reflejan una tendencia general a un peor estado de salud. Interesantemente, el 13 por ciento de la población mundial presenta esta firma epigenética, por tanto, es la población de máximo riesgo y a la que hemos de cuidar especialmente", ha detallado el investigador.

Los datos, añade la doctora Pujol, complementan y confirman la implicación de la respuesta antiviral dirigida por el interferón y su importancia en la evolución de la enfermedad. "Con estas herramientas avanzadas de medicina personalizada, tanto del campo de la genómica como del epigenómica, es posible diseñar modelos predictivos que permitan detectar pacientes en riesgo de peor pronóstico y por tanto, mejorar su tratamiento y evitar el colapso del sistema sanitario", ha recalcado.

El proyecto forma parte de la campaña 'Más imparables que nunca' que la Fundación Josep Carreras puso en marcha en abril de 2020 con el objetivo de recaudar fondos para líneas de investigación sobre COVID-19 e inmunosupresión.

Contador