En dos o tres años habrá nuevos fármacos para tratar la artritis reumatoide, según experto

Actualizado 25/05/2011 13:59:43 CET

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

En un tiempo estimado de dos o tres años estarán disponibles en el mercado nuevos fármacos para tratar la artritis reumatoide, según asegura el reumatólogo del Hospital Universitario La Paz de Madrid, Alejandro Balsa, que participa en el Congreso de la Liga Europea Contra las Enfermedades Reumáticas (EULAR), que se celebra esta semana en Londres (Reino Unido).

En concreto, Balsa indica que los inhibidores de la SYK quinasa e inhibidores de la JAK quinasa están en fase de desarrollo clínico "muy avanzado". Ambos pertenecen al grupo de la terapia clásica y forman parte del desarrollo de moléculas basadas en los inhibidores de las vías de señalización intracelular que, según este experto, "pueden jugar un papel muy importante frente a la artritis reumatoide (AR)".

El metotrexato es el tratamiento convencional por excelencia para los afectados por AR y puede ser eficaz en un 30 ó 40 por ciento de pacientes. Por tanto, prescribir más fármacos de entrada puede significar un "sobretratamiento" en un porcentaje "significativo" de pacientes.

Si a esta terapia convencional se le asocia otro tratamiento clásico, se estima que aproximadamente el 15 por ciento de enfermos podría mejorar. Llegados a este punto, en un 40 por ciento de los pacientes, se debe optar entre escalón de los fármacos clásicos --la denominada triple terapia-- o empezar con el tratamiento biológico.

A este respecto Balsa afirma que hay "controversias" entre los expertos. "Todavía no hay una respuesta totalmente clara, puesto que hay estudios científicos a favor de ambas elecciones. En cuanto a los efectos de estas dos opciones terapéuticas no hay diferencias excesivamente grandes", indica.

En cualquier caso, la mejor opción de tratamiento pasa por un control "más estrecho del paciente", lo que implica una "mayor frecuencia" de las consultas para poder actuar mejor frente a la enfermedad. Asimismo, añade, también es importante valorar el tratamiento guiado a un objetivo como conseguir remisión o baja actividad de la enfermedad.

Además, si se combinan los medicamentos clásicos bien usados, con el potencial de la llegada de las nuevas moléculas en desarrollo, el reumatólogo de La Paz cree que se va a producir un "avance importante" en este ámbito de la Reumatología.