Dos millones de mujeres españolas pueden padecer cancer de mama en algún momento de su vida, según especialistas

Actualizado 12/03/2007 14:06:53 CET

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Dos millones de españolas pueden padecer un cáncer de mama a lo largo de su vida, según estimaron hoy en un comunicado los expertos reunidos en el VI Simposio Internacional del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM).

Los especialistas reunidos en Sevilla, explicaron que ese tumor es el más frecuente entre las mujeres de todo el mundo, tanto que "de cada ocho tumores que se detectan uno es de mama". Asimismo, es la "causa de muerte más frecuente en la mujer tras las enfermedades vasculares y las demencias".

Además de esto, el crecimiento de los casos se presentan cada año en España es constante, la cifra actual alcanza los 16.000. De todos ellos, la mitad se origina antes de la menopausia, aunque cada vez es más frecuente en jóvenes.

Sin embargo "la mortalidad está disminuyendo con una media de 1,4% cada año", según explica el coordinador del simposio. El doctor Manuel Ruiz Borrego aclara que los tumores se detectan cada vez más "de manera más temprana y se ha avanzado en las terapias de tal modo que ha mejorado la supervivencia de los pacientes".

Los avances terapéuticos también permiten que la calidad de vida de los pacientes sea mayor y que se reduzcan los efectos secundarios, cuestión que se verá beneficiada cuando "se generalicen las terapias individualizadas según el perfil genético de cada mujer", anuncia el doctor Agustín Barnadas, miembro de la junta directiva de GEICAM.

HEREDITARIO

Entre los factores que inciden en el diagnóstico del cáncer de mama, los especialistas que permanecen reunidos hasta hoy en Sevilla remarcan el factor hereditario en entre un 5 al 10 por ciento de los casos. Por lo tanto, recomiendan acudir a una consulta cuando existen antecedentes familiares.

El experto que atienda a la mujer en estos casos, aclaran, debe "realizar un estudio genético y analizar si se ha heredado alguna mutación de los genes conocidos por su implicación en el cáncer de mama y establecer medidas preventivas". Si se detectase, recomiendan realizar "un seguimiento estrecho: mamografías, ecografías o resonancias cada año desde los 25 años".

Además de aspectos de la genética, el estilo de vida y el seguir una dieta mediterránea "son algunas de las razones por las que la incidencia del cáncer de mama en España es inferior a la media europea".