Dormir muy poco aumenta el riesgo de diabetes tipo 2

Archivo - Insomnio
Archivo - Insomnio - TOMMASO79/ ISTOCK - Archivo
Publicado: lunes, 18 marzo 2024 7:50

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los adultos que duermen sólo de tres a cinco horas al día tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Así lo demuestra un nuevo estudio de la Universidad de Uppsala (Suecia), publicado en 'JAMA Network Open'. También muestra que la falta crónica de sueño no puede compensarse únicamente con una alimentación saludable.

En concreto, los investigadores examinaron el vínculo entre la diabetes tipo 2 y la falta de sueño. La diabetes tipo 2 afecta la capacidad del cuerpo para procesar el azúcar (glucosa), lo que dificulta la absorción de insulina y provoca niveles elevados de azúcar en sangre. Un informe de 2020 mostró que más de 462 millones de personas padecen esta enfermedad. Con el tiempo, puede causar daños graves, particularmente a los nervios y vasos sanguíneos, y por lo tanto representa un problema de salud pública en aumento a nivel mundial.

Para ello, utilizaron datos de una de las bases de datos de población más grandes del mundo, el Biobanco del Reino Unido, en el que casi medio millón de participantes del Reino Unido fueron mapeados genéticamente y respondieron a preguntas sobre salud y estilo de vida. Siguieron a los participantes durante más de diez años y descubrieron que una duración del sueño de entre tres y cinco horas estaba relacionada con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Por el contrario, los hábitos alimentarios saludables condujeron a un menor riesgo de desarrollar la enfermedad, pero incluso las personas que comían de forma saludable pero dormían menos de seis horas al día seguían teniendo un mayor riesgo de diabetes tipo 2.

De esta forma, los resultados son los primeros en cuestionar si una dieta saludable puede compensar la falta de sueño en términos de riesgo de diabetes tipo 2. Pese a ello, se concluye que los efectos de la falta de sueño varían entre individuos, dependiendo de aspectos como la genética y la necesidad real de dormir de una persona.

Contador